Dinamarca encuentra el motivo del cierre del país por el fallo de un misil

Dinamarca encuentra el motivo del cierre del país por el fallo de un misil

La semana pasada informó del cierre temporal del tráfico por el canal Gran Belt, una de las principales rutas marítimas del país. 

Embarcación militar de las Fuerzas Armadas de Dinamarca durante unos entrenamientos de la OTAN.Europa Press/Contacto/Po2 Damon Grosvenor/U.S. Nav

Dinamarca informó la semana pasada del cierre temporal del tráfico por el canal Gran Belt -uno de los tres que conectan el mar del Norte con el Báltico y una de las principales rutas marítimas del país- por un fallo técnico en la fragata Niels Juel que activó el sistema de lanzamiento de misiles sin que se llegara a expulsar ningún proyectil. 

Este incidente, además, se produjo un día después del despido del jefe de las Fuerzas Armadas danesas por un fallo relacionado con el sistema de armas a bordo de otra de sus fragatas de la misma clase que protegía el transporte marítimo del Mar Rojo contra los ataques hutíes, según ha informado el medio La Razón.

La Armada danesa reconoció que en el caso del misil que estuvo a punto de dispararse el pasado jueves, y que contenía 150 kilogramos de explosivos, "el problema surgió en relación con una prueba obligatoria en la que el lanzador está activado" sin que en se momento se pudiera desactivar. "Hasta que no se desactiva el propulsor, existe el riesgo de que el misil pueda lanzarse y volar a varios kilómetros de distancia", señalaron.

"Los especialistas realizaron una serie de pruebas distintas en las que se pudo constatar que el detonador no estaba montado y que ya no existe riesgo de que el misil pueda ser disparado", consta en el comunicado del Ejército.

La fragata Niels Juel está equipada con ocho misiles Harpoon lanzados desde tubos en el centro del barco, aunque puede transportar una carga máxima de 16. El propulsor de combustible sólido del misil es el causante del lanzamiento inicial del arma, pero se desprende cuando se agota, tras lo cual el turborreactor principal continúa durante el resto de su vuelo.

La zona de peligro se extendía entre 5 y 7 kilómetros desde la base marítima de Korsør (sureste), donde está amarrada la fragata, y hasta una altura de unos 1.000 metros en dirección sur y no en la del puente situado sobre el estrecho y que une las islas de Selandia y Fionia.

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Los expertos de The War Zone, una web estadounidense especializada en información militar, aseguran que los lanzamientos involuntarios de misiles antibuque "son extremadamente raros, pero ya han ocurrido antes, con resultados desastrosos".