Putin asegura que no inició "la llamada guerra en Ucrania", sino que está tratando de "ponerle fin"

Putin asegura que no inició "la llamada guerra en Ucrania", sino que está tratando de "ponerle fin"

Remarca que Ucrania inició una guerra en 2014 y critica que a Occidente entonces no le importaron los civiles muertos en el Donbás.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, en una imagen de archivo.Getty Images

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha aseverado esta pasada noche que Moscú no fue quien inició "la llamada guerra en Ucrania", sino que está precisamente tratando de "ponerle fin" a un "golpe de Estado" perpetrado en Kiev en 2014, en alusión al Euromaidán y la llegada al Gobierno ucraniano de políticos proeuropeos.

"No fuimos nosotros quienes organizamos el golpe de Estado en Kiev en 2014: un golpe de Estado sangriento e inconstitucional", ha recalcado el mandatario ruso, que además ha aprovechado para cargar contra los medios de comunicación occidentales por haber dado una versión que no se ceñía a la realidad de aquel episodio.

Así, ha recalcado que Rusia se comprometió en 2014 con la seguridad de la población de Crimea, contra la que desde Kiev se estaba intentando impulsar una "limpieza étnica en el espíritu nazi"; y ha aseverado que no fue Moscú quien lanzó ataques contra el Donbás ni intentó que aquella población no pudiera hablar su lengua materna.

"Ya saben lo que pasó: durante nueve años bombardearon, dispararon y utilizaron tanques. Se lanzó una guerra contra el Donbás (...) Y nadie contó los niños muertos. Nadie en Occidente lloró por los muertos", ha aseverado Putin durante su intervención en el Club Internacional de Debate Valdai, en Rusia.

"La guerra iniciada por el régimen de Kiev con el apoyo activo y directo de Occidente se encuentra ahora en su décimo año, y una operación militar especial tiene como objetivo detenerla", ha añadido Putin, que además ha incidido en que las medidas unilaterales "inevitablemente se enfrentarán a acciones de represalia".

En este punto, ha acusado a las potencias occidentales de haber perdido "el sentido de la realidad", y ha aclarado que la guerra en Ucrania "no es un conflicto territorial", sino que se trata de una cuestión "más amplia y fundamental" como son "los principios en los que se basará el nuevo orden mundial".

"La paz duradera se establecerá sólo cuando todos comiencen a sentirse seguros, comprendan que su opinión es respetada y que hay un equilibrio en el mundo", ha manifestado el jefe de Estado ruso, que en este punto ha reconocido el "legado cruel del siglo XX" de diferenciar Rusia y Occidente en "nosotros y ellos".

"Occidente siempre necesita un enemigo"

"Esto es producto de la cultura política occidental, al menos de sus manifestaciones más agresivas. Repito, Occidente siempre necesita un enemigo", ha lamentado un Putin que considera que estas potencias necesitan de "un enemigo cuya lucha pueda explicar la necesidad de una acción contundente y una expansión".

En este sentido, el presidente ruso considera que en las potencias occidentales se ven además obligados a encontrar culpables a los que responsabilizar por sus problemas internos y críticas sociales a un sistema que "la mayoría de los ciudadanos no quieren aceptar". "Rusia es el tema favorito de esos políticos", ha remachado.

"Rusia fue, es y será uno de los cimientos del sistema mundial, dispuesta a una interacción constructiva con todos los que luchan por la paz y la prosperidad, dispuesta a una dura oposición a quienes profesan los principios de la dictadura y la violencia", ha zanjado el mandatario ruso.

¿Por qué no va a las cumbres?

Por otro lado, el mandatario ruso ha abordado la situación en la que se encuentra debido a la orden de arresto internacional que la Corte Penal Internacional (CPI) impuso sobre él. En este sentido, ha remarcado que su ausencia de cumbres internacionales se produce para evitar poner en compromisos a socios de Moscú.

De hecho, Putin ha sido directamente preguntado por su ausencia en el reunión de los BRICS -alianza formada por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- a finales de agosto en la ciudad sudafricana de Johanesburgo; o por la cumbre del G20 a comienzos de septiembre en Nueva Delhi, en India.

"¿Por qué debería crear problemas a nuestros amigos durante estos eventos? Usted (el periodista) y yo ya somos adultos y entendemos que si hubiera ido, comenzarían los ataques políticos y el ruido, y todo eso tendría como objetivo perturbar los acontecimientos", ha manifestado Putin, según recoge Interfax.

Sobre el presidente Putin recae una orden de arresto internacional que insta a todos los países firmantes del Estatuto de Roma a detener al mandatario ruso en caso de que este se encuentre en sus respectivos territorios. Sin embargo, países como India o China no han firmado el acuerdo y podrían ser destinos seguros para Putin.

En el caso de Sudáfrica, aunque sí es firmante del Estatuto de Roma -documento que estableció el TPI-, las autoridades del país se mostraron ambiguas a la hora de confirmar si detendrían a Putin en caso de que visitara territorio sudafricano. Algo parecido a ocurrido con Brasil.

También te puede interesar...