INTERNACIONAL
31/08/2013 16:32 CEST | Actualizado 31/08/2013 16:32 CEST

Putin exige a Estados Unidos que presente sus pruebas contra Al Asad

REUTERS

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, considera que sería un "absoluto disparate" decir que el Gobierno sirio ha empleado armas químicas para atacar a los rebeldes y ha exigido a Estados Unidos que demuestre sus acusaciones.

Putin, además, ha indicado que cualquier ataque estadounidense contra Siria sería "extremadamente triste" y ha recordado que Obama, como receptor del Premio Nobel de la Paz, debería considerar las víctimas potenciales entre la población siria que implicaría tal operación.

"Estoy convencido de que (el ataque químico) no es más que una provocación de quienes quieren arrastrar a otros países al conflicto sirio y quieren conseguir el apoyo de miembros poderosos del escenario internacional, especialmente Estados Unidos", ha señalado Putin en declaraciones recogidas por la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

PIDE QUE SE PRESENTEN LAS PRUEBAS A LA ONU

En cuanto a las pruebas que Washington dice tener sobre la responsabilidad de las fuerzas del régimen en el ataque químico del 21 de agosto en Damasco, el dirigente ruso ha emplazado a presentarlas ante la ONU. "Si dicen que las fuerzas gubernamentales han utilizado armas de destrucción masiva y tiene pruebas de ello, que las presenten a los inspectores de la ONU y al Consejo de Seguridad", ha argumentado.

"Ha habido críticas porque estas pruebas no puedan ser presentadas a nadie por ser información clasificada. Es una falta de respeto descarada a sus socios", ha apuntado Putin, que se encuentra en la ciudad de Vladivostok.

Además, Putin ha asegurado que no ha tratado la posibilidad de un ataque estadounidense en Siria en conversación telefónica con su homólogo norteamericano, Barack Obama. En cualquier caso, Putin ha rechazado el uso de armas químicas y ha manifestado su disposición a "colaborar para tomar medidas contra este tipo de acciones".

Putin se ha referido a la próxima cumbre del G-20 en San Petersburgo como un foro adecuado para tratar el conflicto sirio, ya que allí estarán tanto él como Obama. "Es una buena plataforma para abordar el problema. ¿Por qué no utilizarla?", ha dicho.