POLÍTICA
30/07/2015 10:57 CEST | Actualizado 30/07/2015 10:59 CEST

El Ayuntamiento de Biar (Alicante) acuerda tapar el cristo que preside la Sala de Plenos en actos oficiales

GTRES / AP

El "Cristo de la sala" ya no va a presidir más los plenos de Biar (Alicante). El Ayuntamiento, en el que ahora gobierna una coalición de PSOE, Compromís y Esquerra Unida, ha decidido que va a tapar la talla que por costumbre domina el salón donde se cita la corporación. No podrá verse en actos oficiales como asambleas, mesas de contratación o visitas protocolarias, "de acuerdo a la neutralidad de los poderes públicos que dicta la Constitución", alegan los ideólogos de la medida. Otro simbólico (¿y polémico?) cambio impulsado por las nuevas mayorías de izquierda creadas tras las elecciones municipales del 24M.

El portavoz del equipo de gobierno y concejal de Cultura, Tradición y Patrimonio, Joan Lluis Escoda, ha puntualizado a Europa Press que la moción para ocultar la figura ha sido avalada por el tripartito, mientras que el PP ha votado en contra.

Según ha detallado Escoda, la talla que representa a Jesucristo crucificado pertenece al Consistorio y "preside los Plenos" por estar ubicada detrás de donde se sienta el alcalde. La imagen, que data de la época foral, se recuperó en la remodelación del Ayuntamiento en el siglo XIX y está integrada en unas puertas de madera, que "se acordó hace unos años que permanecieran siempre abiertas" aunque "existe documentación histórica que prueba que el cristo solía ocultarse", añade el edil.

El concejal de Tradición de Biar ha asegurado que esta figura es "una peculiaridad" que conserva el Ayuntamiento y que, por tanto, "se tiene que visitar como una parte de la historia". En consecuencia, el equipo de Gobierno no pretende, según él, retirar el Cristo, sino que "se destape y esté siempre a la vista" después de los actos oficiales. "No se le va a cambiar de posición ni se le va a hacer nada", ha matizado.

Escoda ha defendido que Compromís, partido al que pertenece, considera que la talla "no tiene por qué presidir sesiones de órganos colegiados, mesas de contratación o visitas protocolarias de autoridades", visión que comparte el equipo de gobierno al respaldar la moción presentada en el Pleno ordinario de julio. Sin embargo, el PP ha rechazado la propuesta al considerar que "atenta contra la tradición" de la localidad alicantina.

El portavoz del equipo de gobierno ha subrayado que esta propuesta "no es comparable a la retirada de una imagen", en referencia al busto de Juan Carlos I en el Ayuntamiento de Barcelona. "Hay informaciones que se aprovechan para generar revuelo y polémica, y aquí no la hay", concluye.

HAY PRECEDENTES

El caso de Biar no será excepcional. En Andalucía, por ejemplo, el salón del plenos del Parlamento es la antigua capilla del Hospital de las Cinco Llagas. En su momento, los partidos decidieron ocultar las figuras religiosas del retablo del altar, justo a la espalda de la Mesa de la Cámara, cuando se celebran los plenos. Un tapiz con el escudo andaluz, colocado a distancia prudencial de las pinturas, las tapa cuando los políticos van a trabajar. Cuando no hay actividad, se retira el tapiz para que las visitas puedan ver el retablo como estaba originalmente.

Y ADEMÁS...

NUEVOS TIEMPOS