INTERNACIONAL
23/10/2015 10:50 CEST | Actualizado 23/10/2015 10:50 CEST

España impulsa en la ONU una segunda edición de la Conferencia de Madrid

CASA BLANCA

En 1991, la Conferencia de Paz de Madrid supuso el primer paso de acercamiento entre palestinos e israelíes. El primer apretón de manos, el primer reconocimiento del adversario, el inicio de más de 20 años de negociaciones. Hoy, con más de 50 palestinos y una decena de israelíes muertos en una nueva revuelta violenta, España ha decidido impulsar en Naciones Unidas una segunda edición de la Conferencia de Madrid, que en 1991 sentó las bases para una solución en el conflicto, teniendo en cuenta la situación de "extrema gravedad" que se vive ahora.

"Tengo la sensación de que el tiempo se está agotando", afirmó esta madrugada el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, tras la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que acababa de liderar. España tiene la presidencia temporal de dicho órgano.

El ministro señaló que la idea es que en esa reedición de la Conferencia de Madrid, aún sin fecha definida, se reúnan todas las partes "para poner encima de la mesa los problemas y hacer el diagnóstico". Hay que "llegar a una hoja de ruta compartida por toda la comunidad internacional y seguida por las dos partes que tienen que dialogar", insistió.

EL PRIMER PASO

La Conferencia de Madrid sentó por primera vez en una misma mesa a israelíes y palestinos en un diálogo que permitió comenzar a hablar de un proceso de paz entre las dos partes.

En ese encuentro, presidido por Felipe González, se concretó el principio de "paz por territorios" contemplado en las resoluciones 242 y 338 de la ONU, y clave en las negociaciones posteriores. Los palestinos debieron acudir integrados en la delegación de Jordania al no reconocerles Israel entidad política propia.

(Puedes seguir leyendo tras el cuadro...).

¿Qué supuso la conferencia?

-Madrid supuso el primer acercamiento firme de los dos adversarios, Israel y Palestina, con los palestinos reconocidos como interlocutor político.

-Se sentaron las bases y el calendario para negociaciones futuras, aunque luego se incumplieron y hubo que llegar a los Acuerdos de Paz de Oslo (1993) a través de contactos secretos, ante el anquilosamiento del proceso formal.

-Instauró por primera vez el principio de "paz por territorios", cuando antes sólo se manejaba el de "paz por paz". Se reconocía así el derecho de los palestinos a una tierra.

-Formalmente, las conversaciones se establecieron de dos formas: un conjunto de conversaciones bilaterales entre los países afectados dos a dos, y unos grupo de trabajo multilateral, con presencia de las potencias árabes que nunca habían osado negociar con Israel.

-Los grupo de trabajo multilateral se crearon en torno a diferentes temas: control de armamento y seguridad regional, desarrollo económico regional, agua, medioambiente y refugiados. Esas materias han sido los pilares de los contactos entre las partes de los últimos 20 años y se asume que, si hay nuevas negociaciones, serán de nuevo los elementos de pelea esenciales.

-La debilidad de Madrid fue la ausencia de la ONU. EEUU, con George Bush padre, y la URSS, con Mijail Gorbachov, llevaron las riendas. No hubo un marco legal de negociación, como las resoluciones de Naciones Unidas, que fueron más orientativas que de obligado cumplimiento.

García-Margallo planteó ante la reunión del Consejo de Seguridad la idea de convocar una Conferencia de Madrid-2 con el fin de facilitar el diálogo directo entre las partes y establecer una "arquitectura internacional" hacia la solución de dos estados. "Ha llegado la hora para que nos juntemos todos con el espíritu de la Conferencia de Madrid", insistió el ministro español.

Y ello porque, como se destacó en la reunión del Consejo de Seguridad, la situación en Oriente Medio "presenta rasgos de extrema gravedad", no sólo por la extensión del extremismo islámico sino por los choques entre palestinos e israelíes.

¿TERCERA INTIFADA? ¿OTRO ATAQUE SOBRE GAZA?

García-Margallo dijo que en el Consejo se coincidió en esa preocupación y algunos países, agregó, expresaron su temor de que se esté en vísperas de una tercera intifada palestina, "e incluso en un conflicto en la franja de Gaza".

También se expresó el peligro de que, en medio de la ola de violencia en Jerusalén y en Cisjordania, el Estado Islámico (EI) "pueda tener un papel relevante en Palestina" si no se llega a una "solución urgente" para evitar una escalada de la violencia.

El representante español también defendió la idea de convocar a una conferencia de líderes religiosos, probablemente en Madrid, para que participen líderes judíos, cristianos y musulmanes con el fin de "apaciguar la ola de violencia".

OFENSIVA DIPLOMÁTICA

El planteamiento de una segunda edición de la Conferencia de Madrid surge después de las conversaciones que ha mantenido en Israel y Cisjordania el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un intento por apaciguar la situación en esa región.

Ese mismo propósito tiene el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, quien se ha reunido en Berlín con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y mañana sábado se entrevistará con el presidente palestino, Mahmud Abás, y con el rey Abdalá de Jordania.

Durante la reunión de hoy del Consejo de Seguridad, el ministro palestino de Exteriores, Riad al Malki, criticó a ese órgano de la ONU por estar "paralizado" en la búsqueda de una solución al conflicto entre israelíes y palestinos.

En su rueda de prensa, García-Margallo reconoció que existe un "sentimiento de frustración" compartido por la comunidad internacional, entre otras razones porque no avanza la solución de dos estados.

Esa falta de avances, agregó, "está debilitando a las partes moderadas", mientras se aprovechan las opciones más radicales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

  • Israel y Palestina pudieron cometer crímenes de guerra en 2014, según la ONU
  • Palestina advierte del cariz religioso que Israel "está imprimiendo" a la nueva revuelta
  • Israel y Palestina pretenden lograr la paz en nueve meses