INTERNACIONAL
17/01/2018 06:50 CET | Actualizado 17/01/2018 06:50 CET

Las víctimas de abusos por parte del médico de EEUU Larry Nassar han tenido pensamientos suicidas

Entre ellas hay varias campeonas olímpicas estadounidenses.

EFE
La exgimnasta Jade Capua, 17 años, brinda su testimonio durante el juicio al médico Larry Nassar.

Al menos 98 de las más de 100 atletas y exatletas de las que el médico Larry Nassar abusó durante 20 años admitieron este martes que han tenido pensamientos suicidas como consecuencia de los abusos sexuales que les infligió ese hombre de 54 años, que lloraba mientras las escuchaba declarar.

Víctimas, la mayoría gimnastas, y abusador han coincidido en el comienzo de la jornada de testimonios del juicio. Aunque el exmédico no podía interpelar o responder, muchas mujeres y niñas se le han encarado y le han preguntado si siente algún tipo de arrepentimiento.

Los crímenes de Nassar, que puede ser condenado a cadena perpetua, han quedado expuestos con las denuncias de campeonas olímpicas como Aly Raisman, McKayla Maroney, Gabby Douglas y Simone Biles, ganadora de cuatro medallas de oro en Río de Janeiro 2016.

Ha sido denunciado por campeonas olímpicas como Gabby Douglas y Simone Biles.

También ha quedado al descubierto que abusó de deportistas de la Universidad de Michigan, cargos por los que está siendo juzgado esta semana. La lista de denuncias ha sido engrosada por jugadoras de voleibol, patinaje artístico y fútbol.

23 ACUSACIONES DE ABUSO SEXUAL

A finales de año, Nassar se declaró culpable de abusar sexualmente de niñas y adolescentes en su oficina en la Universidad Estatal de Michigan, en su residencia y en un club de entrenamiento de deportistas olímpicas en Lansing.

El médico fue condenado en diciembre pasado a 60 anos de prisión por posesión de pornografía infantil y está siendo juzgado por, al menos, 22 acusaciones más de abuso sexual.

Fue condenado a 60 anos de prisión por posesión de pornografía infantil.

A finales de este mes debe producirse otra sentencia por un caso de abuso sexual en el que admitió que penetró con los dedos los genitales de siete niñas, tres de ellas menores de edad, durante entrenamientos de la federación estadounidense entre 1998 y 2015.

"Yo declaro para dejarle saber al mundo que eres un mentiroso repulsivo", ha espetado Kyle Stephens, la primera de las 98 mujeres y niñas que aceptaron dar su testimonio. Ha revelado que Nassar abusó de ella desde los 6 hasta los 12 años durante visitas familiares a su casa en Holt, cerca de Lansing.

UNA DE SUS VÍCTIMAS SE SUICIDÓ

Donna Markham ha tomado la palabra para hablar de su tragedia al perder a su hija Chelsea, una de las gimnastas atendidas por Nassar. Los traumas causados por los abusos del médico la llevaron a consumir drogas y le provocaron problemas psicológicos antes de suicidarse en 2009.

"Ella se quitó la vida porque no lograba lidiar con el dolor. Se cumplirán diez años en marzo desde que perdí a mi bebé. Ella tenía 23 años. Tendría 33 ahora, y todo el día siento su falta. Y todo comenzó con él. Todo esto comenzó con él", ha declarado la madre.

Me robó la inocencia, la privacidad, la seguridad y la confianza.Jade Capua, exgimnasta

"Me robó la inocencia, la privacidad, la seguridad y la confianza. Me cambió la vida, me robó la inocencia demasiado joven", ha denunciado la exgimnasta Jade Capua con voz entrecortada.

Alexis Moore, otra de las víctimas, le ha acusado: "Traicionó mi confianza, se aprovechó de mi juventud y abusó de mí cientos de veces".

La Universidad de Michigan, la federación de gimnasia y el Comité Olímpico de EEUU también han sido procesados por los padres de las víctimas. La segunda ha sido acusada de pagar a la campeona olímpica McKayla Maroney para que firmara un acuerdo para no hacer denuncias públicas.

ESPACIO ECO