INTERNACIONAL
19/07/2018 12:56 CEST | Actualizado 19/07/2018 14:56 CEST

La Comisión Europea insta a "acelerar" los preparativos para un Brexit sin acuerdo

Quieren estar preparados para "cualquier resultado".

Un manifestante en contra del Brexit se manifiesta a las afueras del Parlamento en Londres.
EFE
Un manifestante en contra del Brexit se manifiesta a las afueras del Parlamento en Londres.

La Comisión Europea (CE) ha instado este jueves a los Estados miembros de la Unión Europea (UE) y al sector privado a "acelerar" los preparativos para todos los escenarios posibles ante la salida británica de la UE, es decir, que el Brexit se produzca con un acuerdo de retirada o sin él.

Bruselas ha publicado este jueves una comunicación después de que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete países que permanecerán en la Unión urgieran a todas las partes de la negociación, en la cumbre del pasado 29 de junio, a estar preparados para "cualquier resultado", sin cerrar de esta forma la puerta al escenario de que no haya un pacto de salida.

Reino Unido y el ejecutivo comunitario, en nombre de los otros 27 países de la UE, empezaron en junio de 2016 la negociación del Brexit y aunque alcanzaron un acuerdo preliminar sobre las condiciones del divorcio, todavía quedan escollos por superar.

Las negociaciones no terminan de arrancar

Las negociaciones avanzan con dificultad sobre todo respecto a la frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda, país de la UE, cuya reintroducción como en tiempos del conflicto noirlandés buscan evitar tanto Londres como Bruselas.

Los temores a una falta de acuerdo se acrecentaron además por las disputas sobre el Brexit en el seno del gobierno británico liderado por Theresa May, que llevaron a la dimisión de dos euroescépticos, el canciller Boris Johnson y el ministro David Davis.

Bruselas recomendó en este contexto a prepararse a las consecuencias tanto de un Brexit sin acuerdo, que implicaría que a partir del 29 de marzo la legislación europea dejaría de aplicarse en suelo británico tras cuatro década de membresía.

Pero también a una marcha ordenada con un acuerdo de transición, que implicaría la vigencia de las leyes del bloque hasta el 31 de diciembre de 2020, aunque Reino Unido ya no formaría parte del bloque y no tendría derecho a veto en él.

Entre los ámbitos sobre los que podrían haber consecuencias, el ejecutivo comunitario cita los controles en las fronteras exteriores de la UE y "las diferentes reglas aplicables a las transferencias de datos" a ambos lados del Canal de la Mancha.

EL HUFFPOST PARA ACNUR