BLOGS
24/10/2015 10:01 CEST | Actualizado 24/10/2016 11:12 CEST

Ucrania en la vida de Europa: qué de lo ucraniano hay en su mesa

ucraniaUcrania quiere ampliar su presencia en el mercado europeo y, de acuerdo a la política actual de sus dirigentes, va a perseverar para conseguirlo. Sin embargo, el principal objetivo está en aquellos nichos de mercado para productos únicos y originales, donde no habrá mucha competencia con los productores europeos.

REUTERS

Si ustedes piensan que Ucrania está alejada de sus vidas, no están del todo en lo cierto. En realidad, está más cerca y es un poco más influyente de lo que puede parecerlo a primera vista.

Vamos a empezar por el contenido de sus neveras.... Existe una alta probabilidad de que los productos ucranianos de vez en cuando aparezcan en su mesa a la hora de comer. Pan, azúcar, sal, cereales, dulces..., en muchos casos todos ellos son de origen ucraniano.

Cada año, la exportación de producción agrícola ucraniana crece. En el año 2014, Ucrania fue el primer país en exportación de aceite de girasol en el mundo, el tercero en grano y el octavo en pollo.

Evidentemente, no se puede negar que la mayoría de los productos que exportamos son materias primas, pero también que durante el ultimo año, nuestras ventas de productos manufacturados aumentaron.

Ya lo dice el ministro de Agricultura de Ucrania, Oleksiy Pavlenko: "En la primera parte de 2015, las exportaciones ucranianas de productos procesados destinados a la Unión Europea crecieron casi un 10%. Los resultados más significativos son en los siguientes productos: el pollo, con un crecimiento de exportación a la UE que se ha triplicado; la pasta de tomate, que ha crecido en 9.5 veces; los granos procesados, 1.9 veces; el azúcar y los productos derivados, 1.8 veces; los productos terminados de granos, 1.3 veces".

Esto significa que cada año ustedes podrán encontrar más y más productos ucranianos en los estantes de los supermercados en su ciudad. En las redes sociales, el ministro ha promovido el hashtag#FoodUA, en la que los usuarios comparten las fotos de productos ucranianos en las tiendas por todo el mundo. Con ello se muestra muestra muy claramente que no hay necesidad de buscar la comida hecha en Ucrania en las tiendas para inmigrantes, sino que simplemente se puede encontrar en grandes supermercados y pequeñas tiendas. En el mercado europeo se comercializa mucha producción de conservas, dulces, jugos, sal, azúcar y cereales.

El país de la Unión Europea con el cual Ucrania tiene relaciones comerciales más estrechas es España, que tiene un 15.4% del comercio entre Ucrania y la UE. La producción ucraniana más exportada a España son granos, aceite de girasol, semillas oleaginosas y productos derivados de granos.

Frente al cierre del gran mercado ruso, que absorbía la mayoría de nuestra producción sin exigencias especiales, la economía ucraniana está buscando activamente nuevos mercados. Este año nos hemos abierto al mercado de Israel para exportar nuestros huevos, al de Marruecos para exportar nuestra leche y al de Egipto para vender nuestro pollo. Tenemos buenas perspectivas en Asia, África del Norte y Próximo Oriente.

Muchos de los que participan en el sector agroindustrial ucraniano están anhelando la cancelación o el aumento de cuotas europeas. Los costes de producción en Ucrania están más bajos que en la Unión Europea, por lo que nuestros productos son en general más baratos.

Pero para muchos productores ucranianos, obtener el acceso al mercado europeo es todavía un sueño. La UE sigue regulando el flujo de productos agrícolas que vienen Ucrania bajo el régimen de preferencias comerciales -podemos exportar un cierto volumen de producción sin impuestos-. Por ejemplo, diez mil toneladas de jugo de uva o quinientas toneladas de setas. Exceder estos volúmenes parece poco beneficioso para nuestros productores.

De momento, muchos de los que participan en el sector agroindustrial ucraniano están anhelando la cancelación o el aumento de cuotas europeas. Los costes de producción en Ucrania están más bajos que en la Unión Europea, por lo que nuestros productos son en general más baratos. Aunque es probable que nada de esto vaya a gustar a los productores de la UE.

No obstante, existen muchas oportunidades para ampliar la presencia ucraniana en los mercados del Oeste. Una de ellas es encontrar nichos para ciertos productos, como los orgánicos, los producidos con ingredientes no tradicionales para el consumidor europeo o con tecnologías especiales.

Por ejemplo, ¿han probado alguna vez la mermelada del espino amarillo? La mayoría de mis amigos extranjeros ni siquiera sabían que existía. Sin embargo, mi familia prepara esta mermelada desde hace ya algunos años. Tiene un sabor muy original y cualidades excelentes. Entonces, ¿por qué no puede haber ahí un nicho de mercado?

Este ejemplo demuestra bien que siempre hay posibilidades de alcanzar objetivos de una manera innovadora e impredecible. Algunos productores ya exportan las semillas de lino con fines farmacéuticos. Otros venden su jugo directamente a Polonia.

Cada año, el sector agroindustrial de Ucrania hace más hincapié en la producción de productos orgánicos. Desde el año 2003 hasta el 2014 los suelos de tierras orgánicas certificadas aumentaron en 5,5 veces. La compañía ucraniana Svarog West Group se unió con Danube Soya Association y también está planeando exportar la soja natural que no está geneticamente modificada. Según los datos, la demanda de productos orgánicos sin GMO en Europa sigue siendo muy alta.

Sin duda alguna, Ucrania quiere ampliar su presencia en el mercado europeo y, de acuerdo a la política actual de sus dirigentes, va a perseverar para conseguirlo. Sin embargo, el principal objetivo está en aquellos nichos de mercado para productos únicos y originales, donde no habrá mucha competencia con los productores europeos.

PULEVA PARA EL HUFFPOST