INTERNACIONAL
26/05/2020 12:46 CEST

Dimite el subsecretario de Estado para Escocia por el escándalo Cummings

Douglas Ross considera que la ruptura del confinamiento del asesor de Johnson no es compatible con su cargo.

REUTERS
Imagen de archivo de Boris Johnson (izq) y Douglas Ross (der)

El subsecretario de Estado del Gobierno británico para Escocia, Douglas Ross, ha presentado este martes su dimisión por considerar que la “interpretación” de las reglas de confinamiento de Dominic Cummings, el polémico asesor del primer  ministro, Boris Johnson, “no son compartidas por la mayoría”.  

Cummings lleva varios días siendo objeto de controversia en el Reino Unido desde que la prensa destapara que se desplazó en marzo a casa de sus padres en Durham (norte del país), a unos 400 kilómetros de Londres, con su mujer enferma de coronavirus y su hijo, contraviniendo las restricciones del Ejecutivo.

En una excepcional rueda de prensa celebrada ayer desde los jardines de Downing Street - despacho oficial del líder tory -, el colaborador de Johnson justificó su conducta argumentando que obró “de manera razonable” y sin infringir la ley, y admitió que no se arrepentía y que no se ha planteado abandonar su cargo.

Al presentar su dimisión en un comunicado difundido este martes, Douglas Ross ha dicho que abandona su puesto a raíz de los argumentos esgrimidos por Cummings porque se siente incapaz de justificarlos “de buena fe” ante sus electores.

“Tengo electores que no se despidieron de sus seres queridos; familias que no han podido hacer duelo juntas; personas que no visitaron a familiares enfermos porque cumplieron con las directrices del Gobierno”, explicó el político.

Pese a que las “intenciones” del colaborador de Johnson al desplazarse a la residencia de sus padres en el norte del país podrían haber sido buenas, comentó, “su interpretación de las reglas no son compartidas por la amplia mayoría de ciudadanos”.

“No puedo, de buena fe, decirl  (a los electores) que todos ellos estaban equivocados y que un asesor del Gobierno tenía razón”, concluyó Ross, cuya dimisión es la primera de un miembro del equipo de Johnson, provocada por este caso.

Un portavoz del Ejecutivo ha indicado este martes que el premier lamenta la decisión del subsecretario para Escocia de abandonar el Gobierno por la disputa generada en torno a este incidente.

El experto en comunicación cuenta con el total apoyo del dirigente conservador, que sostiene que su ayudante se comportó de manera ”íntegra, legal y responsable” al buscar ayuda familiar para cuidar a su hijo de cuatro años, movido por su “instinto paternal” y al no tener “otra alternativa”.

El respaldo de Johnson y el hecho de que Cummings haya dicho que no se arrepiente ni haya pedido disculpas por esa conducta ha indignado a ciudadanos y políticos de todos los partidos, que presionan al primer ministro para que prescinda de sus servicios. 

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

EL HUFFPOST PARA UNIVERSIDAD EUROPEA