ECONOMÍA
10/08/2020 11:09 CEST | Actualizado 10/08/2020 12:58 CEST

El Gobierno prepara una ayuda para los parados que hayan agotado los subsidios

Los sindicatos calculan que esta prestación llegará a 550.000 desempleados.

Europa Press News via Getty Images
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, firma el acuerdo para la subida del salario mínimo interprofesional.

El coronavirus asestó un duro golpe al mercado laboral, con cerca de un millón de nuevos parados. Los trabajadores que ya se encontraban en el paro antes de la pandemia veían cómo se les acababa la prestación por desempleo y los subsidios sin tener la posibilidad de encontrar un trabajo, ya que la economía estaba prácticamente paralizada.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social —capitaneado por Yolanda Díaz— ultima un acuerdo con los sindicatos y los empresarios para la creación de una ayuda de 430 euros para aquellos parados que hayan agotado su prestación o subsidio entre el 14 de marzo y el 30 de septiembre, según ha publicado El País.

A diferencia del ingreso mínimo vital, esta ayuda tiene un carácter extraordinario. Se cobrará solo durante tres meses y no dependerá del nivel de renta o de la situación familiar del perceptor, a diferencia de lo que ocurre con algunos subsidios. Los sindicatos calculan que esta prestación llegará a 550.000 beneficiarios. 

La cantidad a percibir (430 euros) es el equivalente al 80% del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), la misma cuantía que perciben los desempleados con cargas familiares

Si se cumpliera el cálculo de beneficiarios realizado por los sindicatos y todos los desempleados cobraran la ayuda durante los tres meses, el coste para las arcas públicas sería de unos 710 millones.

El objetivo de esta ayuda extraordinaria es atender a un grupo de personas que había quedado desprotegido durante la pandemia, a pesar de que el Gobierno había defendido hasta la saciedad el mantra de no dejar a nadie atrás. Sin embargo, muchas familias se habían quedado sin estos ingresos.

Además, el hecho de que a estos ciudadanos se le agotara la prestación a medida que pasaban los días suponía una diferencia respecto a los trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). Estos segundos cobraran la prestación extraordinaria sin consumir días de paro. 

Un colectivo llamado Parar el reloj, del que formaban parte personas como Daniel Turrado, un figurante de Arteixo (A Coruña), y David, un vigilante de seguridad de Barcelona, reclamaban que ninguna prestación computara mientras durase el estado de alarma. Una petición que no fue atendida, pero que ha sido en parte escuchada con esta nueva prestación.

Mejorar la prestación por ERTE a los empleados a tiempo parcial

El Ministerio de Trabajo también negocia una mejora de la prestación que cobran los trabajadores a tiempo parcial cuando son incluidos en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). 

Hasta ahora, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) reconocía a estos trabajadores unas ayudas menores que las de aquellos empleados que trabajan a tiempo completo. La idea de Trabajo es compensarles con una única paga en la que recibirán el dinero que han dejado de percibir durante estos meses. 

Esta ayuda beneficiaría a unos 150.000 desempleados. En este caso no se conoce cuál será el impacto para las arcas públicas, ya que la ayuda que recibirá cada trabajador dependerá de su base de cotización y su jornada.

Una vez el acuerdo sea inminente, ambas medidas tienen que tener además el visto bueno por parte del Ministerio de Hacienda —dirigido por María Jesús Montero—, aunque todavía no habría llegado ese momento.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery