BLOGS
16/06/2021 07:13 CEST | Actualizado 16/06/2021 10:39 CEST

Vente 'pá' Alemania, Pepe, ahora que no puedes ir a Reino Unido

Berlín será, para nuestros emigrantes, la nueva Londres…o eso parece tras el Brexit.

EFE
Europa.

Los emigrantes que quieran cambiar de aires y probar a trabajar fuera de España -gran parte de los que viajaban a Reino Unido-, a partir de ahora tendrán que buscar otros destinos, y Alemania será sin duda el objetivo de muchos de estos migrantes económicos.

Ya no podrán comprar un billete y prestarse a la aventura a buscar trabajo sin impedimentos legales ni sin un interrogatorio al pisar suelo británico (con riesgo de que les devuelvan a su origen si no responden correctamente). ¡Con lo fácil que era antes probar fortuna! 

Desde el próximo 30 de junio en Reino Unido los ciudadanos españoles pasaremos a ser clasificados en diferentes categorías. La primera son los asentados o pre-asentados dependiendo de si llevamos más o menos de cinco años, y siempre que cumplamos los requerimientos del Ministerio de Interior británico. La segunda categoría para todo aquel que haya llegado tras el 1 de enero de 2020 será la de los españoles que han logrado visados específicos de trabajo -tras cumplir una serie de requisitos. Y la tercera, serán los turistas, que podrán estar hasta 3 meses, pero sin tener posibilidad de trabajar.

Tras el fatídico resultado del referéndum sobre la salida de la Unión Europea de Reino Unido, conocido como Brexit, en junio de 2016, el Gobierno aupado por el sentimiento de xenofobia y racismo que propició en gran medida esta decisión ha tratado de agradar a los votantes con medidas basadas en el populismo.

Copiar el sistema de puntos australiano era el objetivo, cerrando fronteras a los ciudadanos de la UE, que eran clave en muchos sectores como la hostelería, el turismo, el sector agrícola, los transportes, la sanidad, el cuidado de mayores, los veterinarios en sanidad pública... y una larga lista de más sectores afectados.

Las consecuencias en la bajada de exportaciones, importaciones más caras, o la pérdida de poder de la City londinense y los billones de libras que se han movido a las bolsas de Frankfurt, Paris, Ámsterdam o Nueva York, no afectarán demasiado a nuestra diáspora en Alemania, pero si llegarán las consecuencias a raíz del impedimento de libre movimiento de mano de obra hacia Reino Unido.

Los números oficiales de la emigración siempre hay que verlos con cuidado por la falta de precisión que presentan, pero en principio, Reino Unido ha sido el receptor mayor de emigrantes españoles en los últimos años.

Según los datos del Padrón de Españoles Residentes en el Exterior (PERE) creció el 5.5% entre el 1 de enero de 2020 y 1 de enero 2021, 9.4% en el mismo periodo de 2019-2020, 8.8% en 2018-2019, 10.5%2017-2018, y 13% 2016-2017…pero no todo este crecimiento se justifica en llegada masiva de nuevos emigrantes.

De hecho, desde junio de 2016 muchos vimos como amigos y compañeros europeos empaquetaron y cambiaron su país de residencia tras un resultado del referéndum no esperado y que mostraba la peor cara de los británicos.

Este crecimiento ha sido justificado por este mismo Brexit. Muchos compatriotas se registraban en el consulado por primera vez, para defender mejor sus derechos y ganar pruebas adicionales a su existencia en Reino Unido…el alta consular solicitado por miedo a posibles consecuencias a esta decisión que sin duda recortaba nuestros derechos.

Los datos que recoge la Home Office británica demuestran algo que siempre sospechábamos. Somos casi el doble de los que estamos registrados en los consulados y solo el Brexit y el poder arriesgarte a ser un “ilegal” ha hecho que la gente se registre como ciudadano residente en Reino Unido…pero aún no lo han hecho en los consulados con el impacto que esto tiene en los presupuestos asignados para recursos consulares en las 3 demarcaciones de Manchester, Edimburgo y Londres.

El 30 de junio de este año se acaba el plazo para registrarse legalmente como ciudadano establecido en el país, y así poder mantener tus condiciones como ciudadano con derechos (siempre que no te ausentes mas de 6 meses en un año si eres pre-asentado, o 2 años si llevabas mas de 5 años y eres asentado).

Pero todo esto bajo la duda de que cualquier gobierno elegido en el futuro y que quiera jugar su baza de “mas populista” no le dé por cambiar las reglas del juego y tratar de alterar los derechos ganados.

Para los que están en España planteando donde emigrar fácil, ya han tachado del mapa a Reino Unido, y probablemente tengan que enfocarse o bien en Irlanda (si su emigración va unida a sus habilidades lingüísticas en inglés), o a cualquier otro destino europeo, con Alemania como segundo destino preferido.

Reino Unido recibirá un numero ínfimo en comparación a lo que recibía, y Alemania que antes acogía a la mitad de los ciudadanos que recibía Reino Unido en los últimos años, pasará a acoger los que recibía ya, más una parte de los que hubieran ido a Reino Unido.

En Londres se echan en falta más de 700 mil europeos que han salido el último año del país y muchos, sin duda alguna, volverán a emigrar por segunda vez ante la falta de oportunidades y se sumarán a los mas de 170 mil españoles registrados en alguno de los 6 consulados de Alemania… pero ¿cuál es la cifra real?

La falta de posibilidad de emigrar a Reino Unido de todas formas puede que no sea perpetuo, y si hay sentido común, los políticos británicos escucharan a las industrias que necesitan mano de obra barata así como también mano de obra no tan barata, pero con especializaciones que antes solo proveían países vecinos de la UE, y optarán por volver a abrir puertas a los emigrantes que han ayudado a Reino Unido a volver a crecer económicamente y ser un país abierto a otras culturas, o pueden seguir empequeñeciéndose, empujando su isla al medio del Atlántico, y cerrándose a un mundo cada vez más globalizado.

NUEVOS TIEMPOS