El fuego amigo destroza a Rusia

El fuego amigo destroza a Rusia

En la guerra también se mete la pata y Moscú ha pagado "la falta de conocimiento de la situación y coordinación" entre sus tropas, desvela Reino Unido. 

Exhibición de modelos Sukhoi Su-27, en una parada militar en Moscú, en 2015.Sefa Karacan / Anadolu Agency / Getty Images

El frente actual entre Ucrania y Rusia tiene más 1.000 kilómetros de longitud. Complicado de cubrir. Los de Vladimir Putin han recurrido a todo lo que pueden: su Ejército regular, los 300.000 reservistas, alistados extranjeros y mercenarios tipo Wagner. Una mezcolanza que aumenta los riesgos de descoordinación y, como se ha sabido ahora, de fuego amigo

Al parecer, un caza bimotor modelo SU-27 ruso fue golpeado sobre la Península de Crimea el 28 de marzo pero no por fuerzas de Kiev, sino víctima de fuego propio, debido a "la falta de conocimiento de la situación y coordinación" entre las fuerzas de Moscú, según la última actualización de inteligencia del Ministerio de Defensa británico.

Según la Armada ucraniana, el avión fue derribado por error por las propias defensas aéreas rusas, pero el gobernador de Sebastopol, la ciudad más grande de Crimea, a las órdenes de Rusia, insistió en que el incidente fue causado por un fallo mecánico. El piloto sobrevivió, ahonda. 

El presidente Putin lanzó una invasión total de Ucrania en febrero de 2022 después de apoderarse y anexar Crimea, que las potencias occidentales reconocen como territorio ucraniano, en 2014. Desde que empezó su "operación militar especial", Ucrania ha contraatacado repetidamente a objetivos en Crimea con misiles y drones, incluso de fabricación propia. Sebastopol, sede de la flota rusa del mar Negro, uno de los objetivos más destacados. En la zona Kiev está consiguiendo los mejores resultados de toda su ofensiva

El último informe de inteligencia de Londres señaló, además, que las fuerzas ucranianas "llevaron a cabo ataques contra objetivos en Sebastopol y la flota del mar Negro el 24 de marzo de 2024", lo que, según dice, "condujo casi con certeza a que la defensa aérea rusa local estuviera más preparada".

Según el ejército de Volodimir Zelenski, sus fuerzas dañaron dos grandes buques de desembarco rusos en Sebastopol, los buques de clase Ropucha , el Yamal y el Azov , así como instalaciones portuarias durante un ataque el 24 de marzo . Las autoridades rusas confirmaron que se había producido un ataque y dijeron que habían derribado 10 misiles. Posteriormente, imágenes de satélite revelaron daños en varios edificios en Sebastopol tras el incidente.

No es el primero

La actualización de la inteligencia británica decía que "ha habido informes previos no confirmados de casos similares de fuego amigo, generalmente después de períodos de acción ucraniana contra las fuerzas rusas". En consecuencia, "existe una posibilidad realista de que, más que una cuestión técnica, la mayor presión y tensión entre los operadores de defensa aérea rusos inducida por el temor de nuevas acciones ucranianas los lleve a atacar sin darse cuenta a sus propios pilotos y aviones".

Concluía además afirmando: "Este evento, y otros, si se confirman, probablemente resaltan la falta de conciencia situacional y coordinación entre elementos de las fuerzas armadas rusas, al tiempo que demuestran aún más el impacto de segundo orden de las acciones ucranianas".

Durante las últimas semanas, las tropas rusas han seguido atacando posiciones ucranianas en varias zonas, incluso alrededor de la ciudad oriental de Bajmut, en gran parte destruida, que fue capturada en mayo de 2023 tras meses de brutales combates. En febrero, las fuerzas rusas aseguraron el control de Avdiivka , también en el este.

El ejército ucraniano ha estado sufriendo una escasez de proyectiles en los últimos meses, exacerbada por la ayuda estadounidense, cuya aprobación se está estancando en el Congreso .

Espacio Eco
Un proyecto de Espacio Eco

Ucrania ha estado utilizando drones de producción nacional para atacar objetivos en el interior de Rusia en las últimas semanas, incluidos sitios militares y refinerías de petróleo. El viernes, Kiev dijo que destruyó seis aviones de combate y dañó otros ocho durante un ataque al aeródromo de Morozovsk, en la región rusa de Rostov, aunque esto no ha sido confirmado de forma independiente.