Israel y Hamás anuncian la segunda prórroga de la tregua en Gaza minutos antes de su final

Israel y Hamás anuncian la segunda prórroga de la tregua en Gaza minutos antes de su final

In extremis, las partes han pactado seguir con el alto el fuego, el intercambio de rehenes y de presos. Qatar, el mediador, afirma que es sólo por un día más. 

La activista palestina Ahed Tamimi, en el centro, excarcelada anoche en Israel.Nasser Nasser

Una prórroga in extremis para la Franja de Gaza. Israel y Hamás han anunciado, cuando quedaban diez minutos para que expirase el anterior, que el alto al fuego acordado hace una semana se prolongará nuevamente, sin que se hayan dado más detalles, un día más. 

"A la luz de los esfuerzos de los mediadores por continuar el proceso de liberación de los secuestrados y sujeto a los términos del acuerdo, el alto el fuego continuará", ha anunciado el Ejército de Israel a través de su perfil en  X, anteriormente conocida como Twitter. Por otro lado, la agencia de noticias palestina Safa ha confirmado que la milicia palestina también ha accedido a esta prórroga: "se ha acordado la extensión de la tregua por un séptimo día, este jueves", decía. 

El mediador principal, Qatar, confirmó minutos más tarde que "las partes palestina e israelí habían llegado a un acuerdo para extender la tregua humanitaria en la Franja de Gaza por un día más (hoy jueves) bajo el mismas condiciones anteriores", dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores catarí, Majid al Ansari, en un comunicado.

Apuntó que esas condiciones "son un alto el fuego y la entrada de ayuda humanitaria", y subrayó que la prolongación de la pausa "ha sido alcanzada en el marco de la mediación conjunta del Estado de Qatar, la República Árabe de Egipto y Estados Unidos". El portavoz de Exteriores qatarí, Majed al Ansari, ha confirmado a la agencia de noticias QNA la "continua intensificación de los esfuerzos con el objetivo de alcanzar un alto el fuego permanente en la Franja de Gaza".

Horas antes, el grupo palestino había dicho que las autoridades israelíes se habían negado a aceptar a siete rehenes y los cuerpos sin vida de otros tres -todos ellos mujeres y niños-, que habrían fallecido a causa de los bombardeos israelíes en Gaza, a cambio de extender el alto el fuego, lo que caldeó los ánimos y complicó la extensión del alto el fuego

Además, las Brigadas de Ezzeldín al Qassam, brazo armado de Hamás, habían pedido a sus miembros que mantuvieran "una alta preparación para el combate en las últimas horas de la tregua, en previsión de nuevos enfrentamientos en caso de que" no se renovara el acuerdo. Para ello, habían pedido esperar hasta la emisión de una "una declaración oficial que confirme la extensión de la tregua".

Israel había avisado a su Ejército de que estuviera listo para retomar la ofensiva a las 7 de la mañana (hora loca, las seis en Madrid), porque no prosperaban las negociaciones. De hecho, la noche ha sido tensa, ha muerto una persona en los alrededores de la cárcel donde iban a salir los presos palestinos y a primera hora de la mañana se ha producido un "incidente" de seguridad en Jerusalén, con disparos en una zona de autobuses y trenes. Se trataría de un ataque palestino, dice la policía, que deja por ahora siete heridos, dos en estado crítico.

Esta pasada noche, Israel liberó a 15 mujeres y 15 niños encarcelados en prisiones israelíes, tras la liberación por parte del grupo islamista Hamás de 16 rehenes cautivos en Gaza. Ese fue el balance del sexto día en el que callaron las armas. Durante los primeros seis días de la tregua han sido liberados 210 presos palestinos de las cárceles, todos mujeres y niños, como parte del pacto de canje por rehenes israelíes cautivos en Gaza por las milicias palestinas, en tanto Hamás ha puesto en libertad a 97 cautivos en Gaza, entre ellos 73 israelíes y 24 extranjeros.

También ha sido posible la entrada en Gaza de más cantidades de ayuda médica, alimentos y combustible para ayudar a la población civil del enclave palestino, mientras que centenares de palestinos de doble nacionalidad y ciudadanos de otros países, así como heridos palestinos, han podido salir de la Franja a través del paso terrestre de Rafah, fronterizo con Egipto.

El anuncio de la prolongación de la pausa por un día más se produce pocas horas después de la llegada a Israel del secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, donde tiene previsto abordar una posible ampliación de la tregua para conseguir la liberación de más rehenes que siguen en Gaza.

Se cree que en la Franja aún hay unos 145 cautivos, y la propuesta para una extensión de la tregua implicaría la liberación adicional diariamente de 10 personas a cambio de la excarcelación por Israel de 30 presos palestinos.

Israel y Hamás pactaron la semana pasada una tregua temporal de cuatro días que entró en vigor el viernes y que fue prorrogada el lunes, si bien este jueves de madrugada llegaba a su fin. Este acuerdo incluía la liberación de rehenes israelíes a cambio de la excarcelación de presos palestinos, así como la entrada de convoyes con ayuda humanitaria.

Este era el primer cese de las hostilidades desde el 7 de octubre, cuando Hamás cometió un ataque múltiple contra Israel en el que murieron 1.200 personas y unas 240 fueron secuestradas y llevadas a la Franja de Gaza. Desde entonces 15.000 personas han muerto y 36.000 han resultado heridas por los bombardeos israelíes de represalia contra Gaza, donde se estima que cerca de 7.000 persona más siguen desaparecidas, o bien se desconoce su paradero o se cree que están bajo los escombros, según las autoridades del enclave palestino, controlado por Hamás.

"Catástrofe humanitaria épica"

La preocupación de que el conflicto se cronifique es real, más allá de este parón puntual. Por eso, el secretario general de la ONU, en una sesión ministerial del Consejo de Seguridad sobre la situación en esa región del mundo, dijo esta noche que hay que pelear por un alto el fuego total. "El pueblo de Gaza se encuentra en medio de una catástrofe humanitaria épica ante los ojos del mundo. No debemos voltear la mirada", ha reclamado. 

"Si fallamos en el establecimiento de dos Estados, condenaremos a palestinos, israelíes, a la región y al mundo a un ciclo sin fin de muerte y destrucción", añade. 

Guterres consideró "un buen comienzo" el acuerdo entre Israel y Hamás, alcanzado con la mediación de Qatar, Egipto y EEUU. Sin embargo, advirtió que lo que se precisa es “un verdadero alto el fuego humanitario”. “Debemos garantizar que los pueblos de la región finalmente tengan un horizonte de esperanza avanzando de manera decidida e irreversible hacia el establecimiento de una solución de dos Estados, sobre la base de las resoluciones de las Naciones Unidas y el derecho internacional, con Israel y Palestina viviendo uno al lado del otro en paz y seguridad” recalcó.

También te puede interesar...