ECONOMÍA
07/09/2021 09:16 CEST

Garamendi (CEOE) anuncia que no apoyarán la subida del salario mínimo este año

"Nosotros estamos con la gente débil", afirma el presidente de esta patronal.

Alberto Ortega/Europa Press via Getty Images
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha confirmado este martes que la patronal no va a apoyar una subida del salario mínimo interprofesional (SMI) para lo que queda de 2021, porque todavía “es un momento delicado”.

“No estamos diciendo que no se suba, estamos diciendo que no se suba ahora, con la que está cayendo”, ha afirmado en declaraciones a Radio Intereconomía, después de que la reunión de ayer sobre el SMI se cerrara sin acuerdo.

Nosotros estamos con la gente débil, con la gente del campo, con las muy pequeñas empresas que no están dentro de la negociación colectivaAntonio Garamendi, presidente de la CEOE

En este sentido, ha subrayado que aunque la subida salarial media que se está pactando en negociación colectiva es del 1,5%, una quinta parte de los convenios firmados (el 21%) se está cerrando con los salarios congelados, como el convenio de la hostelería de Madrid.

“Nosotros estamos con la gente débil, con la gente del campo, con las muy pequeñas empresas que no están dentro de la negociación colectiva y a las que este cambio realmente les puede hacer mucho daño”, ha explicado.

Aclaración sobre un SMI por provincias 

También ha querido aclarar que la patronal no pide un SMI por provincias, sino que quiere llamar la atención sobre el hecho de que en muchos territorios el salario mínimo ya supone más del 60% del salario medio del país.

Además de la dificultades de los empresarios del campo y de las pymes, Garamendi ha insistido también en la situación de las empresas adjudicatarias de contratos públicos, a las que las administraciones no revisan las condiciones cuando el SMI sube.

Por otro lado, Garamendi ha instado al Gobierno a convocar ya la mesa de negociación sobre los ERTE a fin de consensuar las condiciones de la prórroga de estos instrumentos más allá del 30 de septiembre.

Hay que ponerse las pilas para trabajar ya en la normalidad. Tenemos una deuda del 120%Antonio Garamendi, presidente de la CEOE

En su opinión, los ERTE deberían haber seguido hasta diciembre y ahora toca negociar una nueva prórroga porque, según ha dicho, siguen existiendo restricciones. En esa negociación, el líder de la CEOE habrá que ver qué exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social se establecen porque hay sectores que siguen “tocados”, pero otros van saliendo adelante.

“Hay que ponerse las pilas para trabajar ya en la normalidad. Tenemos una deuda del 120%”, ha sentenciado el dirigente de la organización empresarial.