Cómo convertir mascarillas para adultos en mascarillas para niños

Es mucho más fácil de lo que parece.

El domingo 26 de abril se abren las puertas de las casas de toda España para que los niños puedan salir durante una hora al día para aliviar el confinamiento por el coronavirus. Las mascarillas no son obligatorias en estas salidas, ya que los pequeños no deberían interactuar con otros y en todo momento deben mantener la distancia de seguridad de dos metros con la gente que se crucen.

Sin embargo, habrá padres que quieran extremar las medidas de protección y que no encuentren solución al ir a la farmacia. Las mascarillas infantiles, que sí existen, suelen facilitarse en hospitales y centros de salud para niño con enfermedades inmunológicas u oncológicas.

La solución a este problema está en adaptar las mascarillas de adultos para que puedan usarlas los niños. El vídeo viral del principio muestra los pasos que se deben seguir para cambiar una mascarilla de tamaño y pueda usarla un niño sin que se le mueva ni haya zonas al descubierto.

  1. Lo primero y más importante es lavarse bien las manos cuando vayamos a hacer la maniobra. Si no estuviesen bien limpias, corremos el riesgo de contaminar la mascarilla que luego se pondrá el niño.
  2. Lo siguiente es coger la mascarilla por un extremo, doblar dos veces hacia dentro y hacer un nudo.
  3. La operación debe repetirse en el otro extremo. Ya estaría lista para que pueda llevarla un menor.
niño con mascarilla
niño con mascarilla
Mascarillas: cuáles protegen y cómo lo hacen
Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena