La explicación a la foto viral de dos bebés con un protector facial de plástico en un hospital de Bangkok

La imagen está dando mucho juego en redes sociales.
Dos bebé recién nacidos en el Hospital Praram 9 de Bangkok (Tailandia).
Dos bebé recién nacidos en el Hospital Praram 9 de Bangkok (Tailandia).

La imagen llama la atención, tanto que los comentarios irónicos en Twitter han sido inevitables. Dos bebés recién nacidos envueltos en una sábana y con el rostro cubierto con un protector de plástico tamaño mini.

“Parecen pequeños soldadores”, dice uno de los muchos comentarios que acompañan a la imagen en redes.

La explicación, obviamente, no es esa. La explicación está en el Hospital Praram 9 de Bangkok (Tailandia), donde han creado estas pequeñas máscaras para evitar que los recién nacidos se expongan al coronavirus en su camino de vuelta a casa.

La primera la hicieron para el bebé de la imagen de arriba, que tuvo que volver a casa en un taxi. Así lo cuentan en su página de Facebook.

“Este bebé es un caso especial porque la madre tiene que volver a casa en taxi”, apunta en el comentario que acompaña varias fotos del recién nacido. ”Ante la preocupación de la madre, el hospital diseñó esta pantalla para que la usara sólo en el viaje y evitase el riesgo de contagio de COVID-19”, apuntan en una de sus publicaciones.

Según explican desde el hospital, que recuerdan a las madres que han tenido que recurrir a este sistema que el uso es limitado: “Sólo en periodos cortos y cuando sea necesario”.

Otra imagen de los recién nacidos de Bangkok (Tailandia).
Otra imagen de los recién nacidos de Bangkok (Tailandia).

También en el Hospital Prince Suvarnabhumi, en la provincia tailandesa de Samut Prakarn, han adoptado esta misma medida, aunque según la información publicada en EFE no es sólo para la vuelta a casa. Están también así en el nido.

Estos protectores faciales, como los del otro centro, son exclusivos ya que están fabricados por el propio equipo médico del hospital.

Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena