Misma foto, diferente perspectiva: la polémica por las imágenes que denuncian el incumplimiento de la distancia social

Objetivos y encuadres pueden falsear las distancias...

“En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”, decía el escritor Campoamor. Y en este caso, no depende del color pero parece que del cristal, sí.

En Twitter, Facebook e Instagram circulaban fotos en las que se podían ver plazas, playas y parques de toda España abarrotados de niños y adultos que se saltaban todas las normas de distanciamiento social.

A través de las etiquetas #niñosenlacalle o #irresponsables se denunciaban las actitudes de algunos padres en el primer día de desconfinamiento para los niños.

El enfado de muchos estaba más que justificado.

Pero había quien no estaba de acuerdo con las conclusiones que la gente sacaba a partir de estas fotografías y recurrían a estas imágenes para matizar algunas cosas.

La misma foto desde dos perspectivas diferentes muestra una realidad completamente distinta.

Así, fotógrafos y profesionales de la imagen comenzaron a dar explicaciones de cómo algunas de estas fotografías podía, por el encuadre o por el objetivo con el que se tomaban, estar distorsionando la foto real.

En cualquier caso, el Gobierno ha reconocido que en este primer día se incumplieron las normas (1 hora, 1 adulto, 1 kilómetro, 1 vez al día) y advierten de que “si la experiencia no funciona porque se incrementan los contagios o los incumplimientos, la posibilidad de retroceso se daría”.

Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena