Ucrania confirma un serio avance de Rusia en el campo de batalla

Ucrania confirma un serio avance de Rusia en el campo de batalla

El Ejército ucraniano ha admitido que las fuerzas rusas han tomado el control de Soledar dos semanas después de que Moscú dijera que se había hecho con la localidad.

Soldados ucranianos.
Soldados ucranianos.Diego Herrera Carcedo/Anadolu Agency via Getty Images

El ejército de Ucrania ha admitido este miércoles que las fuerzas rusas han tomado el control de Soledar, en el este del país, dos semanas después de que Moscú anunciara que se había hecho con la localidad, situada en Donetsk, clave para el suministro de las tropas ucranianas en el frente oriental.

“Después de meses de difíciles combates, las fuerzas armadas de Ucrania se han retirado de Soledar”, ha confirmado a la agencia AFP el portavoz militar de la zona este, Serguéi Tcherevati. El representante del ejército, sin embargo, ha rechazado especificar cuándo se produjo la retirada.

"Para salvar las vidas del personal, las fuerzas de defensa se retiraron de Soledar y se consolidaron en las líneas de defensa previamente preparadas", ha añadido. 

Se trata de la primera gran victoria rusa desde julio, cuando conquistó Lisichansk y Severodonetsk en la vecina Lugansk. La pequeña localidad de Soledar, con 11.000 habitantes antes de la guerra y famosa por sus minas de sal, está prácticamente destruida, según ha denunciado Kiev. 

El grupo Wagner avanza en Bajmut

Mientras, el grupo de mercenarios rusos Wagner avanza en la ciudad ucraniana de Bajmut, en el este del país, según ha afirmado este miércoles el líder interino de la región de Donetsk impuesto por Rusia, Denís Pushilin.

"En Artiómovsk (nombre ruso de Bajmut) continúan enfrentamientos bastante fuertes. Las unidades rusas, en particular Wagner, avanzan", ha aseverado, al indicar que "en algunos lugares se combate en las afueras, en otros, en los barrios que hasta hace poco estaban bajo control enemigo". Esta información, sin embargo, no ha sido confirmado por ahora ni por el Ministerio de Defensa de Rusia ni por el mando ucraniano.

La batalla por Bajmut, ciudad poblada antes de la guerra por unas 70.000 personas, ha sido una de las más sangrientas en los once meses de la campaña rusa en Ucrania, ya que su control abriría el camino del Ejército ruso a Sloviansk y Kramatorsk, los principales bastiones ucranianos en el este del país.