NOTICIAS
14/04/2020 17:58 CEST | Actualizado 14/04/2020 18:42 CEST

Confinamiento: dormir es la actividad que más crece entre los hombres jóvenes; y limpiar, entre las mujeres

Se reproducen ciertos estereotipos de género en lo que se refiere al incremento de tiempo que se dedican a las actividades dentro del hogar.

Alvaro Calvo via Getty Images

Mientras entre los hombres menores de 24 años la actividad que más se ha incrementado durante el confinamiento es la de dormir, seguido de limpiar y ordenar, en las mujeres limpiar, ordenar y dormir son, por ese orden, las tres actividades a las que más tiempo han aumentado su dedicación. 

También han empezado a implicarse, más a menudo, en las tareas de casa (el 55,8% reconoce limpiar más que antes), y ordenar (52,2%), si bien destacan diferencias dependiendo de la edad y del género. De esta forma, al permanecer confinada en casa, se reproducen ciertos estereotipos de género en lo que se refiere al incremento de tiempo que se dedican a las actividades dentro del hogar.

Son los resultados de una encuesta del Gobierno vasco, que ha entrevistado a 3.482 jóvenes residentes en Euskadi, de entre 15y 34 años. Las cifras también dejan ver que el 80% de ellos está comprometido con el actual confinamiento decretado a consecuencia de la crisis del coronavirus y un 90% ha recibido información falsa relacionada con la covid-19.

Estos datos se desprenden de la encuesta online elaborada por el Observatorio vasco de la Juventud entre el 20 y el 29 de marzo -en el inicio del primer confinamiento- a chicos y chicas de 15 a 34 años. Según ha explicado el viceconsejero de Empleo y Juventud del Gobierno Vasco, Marcos Muro, se trata de una muestra autoseleccionada, no probabilística, con lo que la alta respuesta de los participantes fija una fotografía de su situación durante el inicio del confinamiento. 

“Comprometidos con lo que pasa”

Esta encuesta, ha dicho, ofrece la imagen de una juventud que “se siente comprometida con lo que está pasando y en la que afloran distintos sentimientos dependiendo de su edad o género, si bien los positivos están por encima de los negativo”.

Además, ha destacado, la juventud “siente la necesidad de ayudar a los demás, se muestra preocupada por personas con enfermedad mental o mujeres víctimas de malos tratos y comprueba la veracidad de las noticias que les llegan a través de las redes a fin de determinar si es un bulo”.

“Comprobamos, una vez más, que tenemos una juventud de la que sentirnos orgullosos y orgullosas, esta vez, por su compromiso social. Las personas jóvenes han asumido que la crisis sanitaria necesita del esfuerzo de todos y todas para poder superarla. Es el mejor ejemplo a seguir”, ha señalado Marcos Muro.

Sentimientos

La encuesta ofrece conclusiones como su estado de ánimo ante lo que fue el inicio del confinamiento, donde únicamente el 6,2% (es decir, ni siquiera uno de cada diez) decía sentirse poco o nada comprometido con la necesidad de aislamiento para frenar el virus.

Al contrario, después, ocho de cada diez jóvenes se sienten comprometidos con el confinamiento decretado por la crisis sanitaria del Covid-19, y la responsabilidad y el compromiso aumentan a medida que también lo hace la edad y pasan del 69,4% entre las personas de 15 a 19 años al 85,7% entre quienes tienen de 30 a 34 años.

Una modulación de la edad que se repite ante otros sentimientos como el aburrimiento y la pereza, donde descienden a medida que aumenta la edad, es decir, fue destacada por el 58,7% de las personas de entre 15 y 19 años frente al 36,2% de las de 30 a 34 años.

Cariño y ternura

Igual comportamiento presentan sentimientos como el cariño y la ternura, que aumentan con la edad (41,7% entre la juventud menor de 20 años y del 63,6% para los mayores de 30 años), mientras que la preocupación y miedo ante la situación creada (mencionada por el 41,3%) se destaca con más asiduidad a medida que aumenta la edad (52,8% en el colectivo de 30 a 34 años frente al 34,9% de la juventud de 15 a 19 años).

Asimismo, aunque los sentimientos positivos son más compartidos que los negativos, también es relevante la importancia que se les concede a los mismos dependiendo del género. Así, emociones como serenidad, calma, seguridad y confianza están más extendidas entre los hombres, mientras el miedo y la preocupación; la ansiedad y el estrés; el agobio y la depresión; o la soledad y la tristeza, son más mencionados por las mujeres. En todo caso, apenas el 18,9% de la población joven afirma sentir soledad y tristeza.

En cuanto a la participación en actividades colectivas y voluntariado, apenas iniciado el confinamiento, casi cuatro de cada diez jóvenes ya se había apuntado, o tenía previsión de hacerlo, a una red ayuda o había ofrecido su ayuda a vecinos, vecinas o personas en situación de vulnerabilidad.

Asimismo, el seguimiento de las medidas y recomendaciones es absolutamente mayoritario entre la juventud: el 53,3% sigue todas las recomendaciones referidas al confinamiento, la limpieza, etc; y se eleva al 65% en el grupo de 30 a 34 años.

Rutinas diarias y tareas de la casa

Durante la elaboración de la encuesta, seis de cada diez jóvenes ya había establecido una rutina diaria, el 46,3% por iniciativa propia y un 14,9% ayudados por el centro de estudios. En cambio, entre las actividades de ocio, chatear o hablar con amistades o familiares se presenta como la más realizada durante el confinamiento.

A pesar del uso mayoritario, por ejemplo, del teléfono, las personas jóvenes no se creen todo lo que les llega. Así, el 91,7% de los jóvenes de 15 a 34 años asegura que ha recibido bulos relacionados con el coronavirus, si bien el 81,7% también afirma haber comprobado su veracidad.

También destaca el incremento en un 62% del seguimiento de las noticias a través de los medios de comunicación a fin de mantenerse informado.

Estudios y empleo

En lo que se refiere a la situación personal, el 64% de las personas que respondieron a la encuesta online fueron estudiantes; el 29,3% trabajaba; el 3,5% estaba en paro; y otro 3,2% se encontraba en otra situación.

Entre los encuestados destaca la preocupación por el futuro más inmediato, especialmente en lo que se refiere a las consecuencias del curso escolar y los exámenes de selectividad. También, entre esas preocupaciones, las personas jóvenes mencionan el miedo al contagio de sus familiares, la situación de las personas con alguna enfermedad mental y la de las mujeres que puedan sufrir violencia de género.

Entre quienes estaban trabajando en la primera quincena del confinamiento, más de la mitad lo hacía mediante teletrabajo (59,8%) y el 10,3% combinaba todavía el teletrabajo con la fórmula presencial.

Asimismo, entre quienes afirmaban haberse quedado en paro a raíz de la situación generada por el coronavirus (20,7% de parados que ha respondido a la encuesta), la incertidumbre respecto a la recuperación de su empleo una vez finalizada esta situación es la tónica mayoritaria, ya que el 60% no sabe si recuperará su empleo.

“Somos conscientes de esta preocupación y vamos a redoblar los esfuerzos porque las personas jóvenes sufran lo menos posible el revés.
Por eso, ya estamos poniendo en marcha medidas para el día después de este confinamiento”, ha explicado el viceconsejero.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery