INTERNACIONAL
06/05/2020 09:48 CEST | Actualizado 06/05/2020 09:56 CEST

Cuomo asegura que partes del estado de Nueva York, entre otros, podrán reabrir a mediados de mayo

Por su parte, Trump ha reconocido que esto puede derivar en "algunas muertes más".

EFE
Calle de Nueva York vacía por la pandemia.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha asegurado este martes que algunas partes del estado podrán reabrir a mediados de mayo, en el contexto de la crisis derivada de la pandemia del coronavirus.

“Tenemos aproximadamente otra semana antes de que podamos abrir algunas regiones del estado”, ha dicho Cuomo durante una entrevista en la cadena de televisión CNN.

“Vemos variaciones regionales. Por lo tanto, estamos respondiendo a ellas, porque hay hechos diferentes en el estado, así que estamos respondiendo a ellos, pero no vamos a estar presionados”, ha agregado.

Asimismo, Cuomo ha precisado que la reapertura de Nueva York se basará en evidencias y datos, pero ha reconocido que son necesarias más pruebas diagnósticas del coronavirus. “Necesitamos más pruebas y ese es un tema abierto”, ha señalado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y Cuomo han protagonizado varios desencuentros en el marco de la gestión de la pandemia del coronavirus. Cuomo ha solicitado en varias ocasiones recursos a la Administración estadounidense y que el mandatario dé una verdadera respuesta a la crisis sanitaria desatada por el Covid-19. 

Nueva York es el estado más golpeado por el coronavirus en Estados Unidos, que también es el país que más casos del mundo contabiliza. En concreto, un total de 321.192 personas están afectadas por la Covid-19 en Nueva York, mientras que las muertes ascienden hasta las 19.645. En el país norteamericano ya se han confirmado más de 1,2 millones de casos y los fallecimientos sobrepasan los 70.000.

Otros estados

Por su parte, el gobernador de Tennessee, Bill Lee, ha informado de que los negocios pequeños y orientados al ocio, como boleras o campos de minigolf, podrán reabrir a partir del viernes en el estado.

También el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, ha comunicado que la mayoría de los negocios podrán volver a ponerse en funcionamiento a partir de este viernes, lo que significa que el estado entra en la fase uno de su desescalada.

“La fase uno comporta un relajamiento limitado de las restricciones, ha explicado Cooper. Así, las tiendas minoristas podrán operar al 50 por ciento de su capacidad, siempre practicando la distancia social y prestando atención a la higiene. Los parques podrán reabrir también, mientras que los restaurantes podrán seguir proporcionando comida para llevar, pero no aceptar comidas en los establecimientos.

La fase uno, en la que gimnasios, bares, cines o piscinas permanecen cerrados, terminará el 22 de mayo. Cooper ha pedido a los ciudadanos de Carolina del Norte que lleven mascarillas, se laven las manos con frecuencia y practiquen el distanciamiento físico.

Por último, el gobernador de Illinois, Jay B. Pritzker, ha presentado un plan de cinco fases para reabrir el estado y las diferentes regiones podrán superar escalones a distintos ritmos. Sin embargo, ninguna región podrá entrar en la fase tres antes del 29 de mayo.

 

“La reapertura puede conllevar algunas muertes más”

Por su parte, Trump, ha reconocido este martes que “es posible que haya algunas” muertes a causa del coronavirus a medida que los estados revierten las restricciones impuestas para contener su propagación y comienzan a reactivar la economía.

“Es posible que haya algunas (muertes) porque (las personas) no estarán encerradas en un apartamento o una casa o lo que sea”, ha indicado Trump durante una entrevista en la cadena BBC.

Sin embargo, Trump ha señalado que, “al mismo tiempo, se practicará el distanciamiento social, vamos a lavarnos las manos, vamos a hacer un montón de las cosas que hemos aprendido durante el último período de tiempo”.

En este sentido, el mandatario estadounidense ha defendido la necesidad de reabrir la economía de los estados y ha aducido que las restricciones sociales han llevado a las personas a sufrir sobredosis y suicidios. “Mira lo que está pasando. La gente está perdiendo sus trabajos. Tenemos que estar de vuelta y eso es lo que estamos haciendo”, ha aseverado.

Además, ha urgido al país a avanzar hacia la reapertura económica y ha instado a los ciudadanos estadounidenses a verse como “guerreros” a este respecto. También, ha agregado que no es “realista” mantener las recomendaciones de distanciamiento social durante un plazo de tiempo largo. “No podemos sentarnos en nuestra casa durante los próximos tres años”, ha zanjado.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery