ECONOMÍA
07/04/2020 09:54 CEST | Actualizado 07/04/2020 15:27 CEST

El Gobierno aprueba un decreto para incorporar a parados e inmigrantes en el campo

Pretende paliar la falta de mano de obra en la agricultura en un contexto marcado por la crisis del coronavirus

El Gobierno ha aprobado este martes en el Consejo de Ministros un real decreto a través del cual se incorporará a parados e inmigrantes para paliar la falta de mano de obra en el campo en un contexto marcado por la crisis del coronavirus, según han confirmado fuentes gubernamentales a EP.

En concreto, el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha avanzado en la rueda de prensa posterior que son necesarios entre 75.000 y 80.000 trabajadores. “Los trabajadores contratados deberán serlo en el mismo término para facilitar la recogida y evitar los traslados. Nos dirigimos a los trabajadores en paro; los que cobren un subsidio agrario o prestación de desempleo que podrán contabilizarlo; los extranjeros cuyo permiso de trabajo concluya antes del 30 de junio; y los jóvenes extranjeros de 18 a 21 años”, ha explicado.

Planas también confirmó la semana pasada que estaba abordando este asunto con las organizaciones agrarias, las comunidades autónomas y el Ministerio de Trabajo para ver qué medidas adoptar para encontrar una solución satisfactoria a la escasez de mano de obra en el campo tras las restricciones de movimiento para frenar la expansión del coronavirus.

Pues bien, esa “solución imaginativa” para garantizar la producción llega en forma de real decreto que estará en vigor hasta el 30 de junio.

“Mano de obra” urgente

Entre las soluciones que baraja el departamento liderado por Planas está la contratación de personas desempleadas por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de ese “entorno cercano”.

Desde la organización agraria COAG han afirmado que el campo necesita de forma urgente “bastante mano de obra” para iniciar la campaña de recogida de fruta de hueso y, hasta hace pocos días, sólo tenían cubierta el 60% de la necesaria.

Aragón, Cataluña, Murcia y Extremadura son las principales regiones productoras de fruta de hueso (cerezas, nectarina, melocotón, albaricoque o paraguayo). Por ejemplo, el año pasado en Aragón contrataron para esta campaña en torno a 30.000 personas, el 85% de origen extranjero y el 15% obra de mano nacional.

Desde Cooperativas Agro-Alimentarias de España han indicado que la agricultura y ganadería necesita unos 100.000 trabajadores en las próximas semanas para hacer frente a las próximas campañas agrícolas.

Por su parte, las asociaciones de productores de fruta de hueso integradas en Fepex han alertado también de la falta de mano de obra temporal para las tareas de aclareo y recolección, que comienza en breve, y han trasladado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación propuestas para resolver este “grave” problema, consecuencia de la crisis del coronavirus. 

En las próximas semanas comienzan trabajos de “aclareo” y de “recolección” de diversas especies frutícolas en todas las zonas de producción de Andalucía, Murcia, Extremadura, Aragón y Cataluña y no hay perspectivas de mano de obra suficiente por el cierre de las fronteras y la ausencia de trabajadores inmigrantes que trabajan en la recolección.

Por ello, han pedido al Ministerio de Agricultura medidas para resolver este problema, entre las que se encuentra facilitar el tránsito de personal para trabajar entre las diferentes zonas en España.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery