NOTICIAS
15/10/2020 20:37 CEST | Actualizado 15/10/2020 22:02 CEST

España y Europa, cercadas por la segunda ola de coronavirus

Toques de queda, prohibición de visitas a casas, confinamientos... las medidas urgentes a las que se agarran los Gobiernos para intentar ganar la batalla al virus.

OSCAR DEL POZO via Getty Images
Varios sanitarios trabajan en una planta de coronavirus. 

En lo alto de la segunda ola. Ocho meses después del inicio de la pandemia en Europa, España continúa sin controlar los datos del coronavirus, mientras la incertidumbre, las restricciones y el enfrentamiento político avanzan al ritmo que lo hacen los contagios. El país se acerca al millón de casos y se enfrenta, como todo el continente, a un momento crítico para el que se buscan respuestas urgentes.

La preocupante situación a nivel nacional y las marcadas diferencias entre regiones han llevado a Sanidad a poner en marcha un plan conjunto con las comunidades autónomas, que establece unos umbrales concretos para dar una respuesta rápida y homologada en todos los territorios. En el borrador, al que han tenido acceso la Cadena SER y El País, el ministerio establece cómo deben ser las medidas mínimas a aplicar en base a un conjunto de indicadores. Además, se establecen cuatro niveles de alertas: de riesgo bajo (1), medio (2), alto (3) o extremo (4), con más o menos restricciones dependiendo del mismo.  

Según los baremos del borrador, no hay ninguna comunidad fuera de peligro o en “nueva normalidad”, Así lo ha ratificado Fernando Simón este mismo jueves, al señalar que “ningún territorio está en las incidencias acumuladas que nos gustaría”, lo que equivaldría a una tasa de entre 50 y 60 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. De hecho, la media nacional actual es de 269,96, ligeramente al alza con respecto a jornadas previas. La tasa es especialmente grave en Navarra, disparada hasta 811,05, mientras Madrid, con su ya reconocida reducción de pruebas PCR, ha bajado su incidencia reciente hasta los 450,94, seguida muy de cerca por Aragón, La Rioja y Castilla y León.

La mayoría de esos puntos (Aragón, Castilla y León, Madrid, La Rioja, además de Ceuta) estarían en alerta de nivel 4 o de riesgo extremo. En el siguiente nivel se sitúan Castilla-La Mancha, Cataluña, Melilla, Murcia, Navarra y el País Vasco. En el medio están Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana y Extremadura, mientras que Cantabria y Galicia tendrían riesgo bajo.

Ningún territorio está en las incidencias acumuladas que nos gustaríaFernando Simón

El borrador se ha conocido en un día en el que Sanidad ha notificado 6.603 nuevos casos en las últimas 24 horas, una cifra que retrotrae al 4 de abril, cuando España aún se encontraba en el pico de la primera ola, en pleno confinamiento. De seguir el ritmo actual, la próxima semana se superará el millón de positivos, aunque el doctor Simón defiende que la curva evidencia señales de una cierta estabilización.

Salamanca, confinada desde el sábado

A la espera de la oficialización de este documento, algunas de las comunidades ya están tomando decisiones drásticas. Es el caso de Castilla y León, que ha decretado medidas restrictivas y el confinamiento perimetral de Salamanca capital durante catorce días tras incrementarse la incidencia y presentar una tasa de 504,06 positivos por cada 100.000 habitantes.

Por otro lado, los asturianos se han levantado este jueves en una “fase 2 modificada”. Así lo calificó el presidente del Principado, Adrián Barbón, que ha recomendado “autoconfinarse” y cancelar reuniones y actividades innecesarias. 

Mientras tanto, Madrid continúa en estado de alarma. El ministro de Sanidad Salvador Illa ha vuelto a defenderlo este jueves, en el pleno del Congreso de los Diputados, señalando que espera que la medida sea “suficiente y efectiva” y que se evite así el confinamiento en casa.

La situación en la región que preside Isabel Díaz Ayuso es crítica. Ella, a lo suyo; la presidenta sigue empeñada en que la región está tomada por el Gobierno central, al tiempo que el Ejecutivo regional continúa proporcionando informaciones ambiguas sobre las cifras o los test hechos. 

Europa también en alerta

Pero España no es el único país que sufre las consecuencias de la segunda ola. Toda Europa está en alerta. La OMS ha alertado este jueves del “crecimiento exponencial” de la pandemia del coronavirus en todo el continente y ha manifestado su preocupación. 

Los países europeos también están endureciendo propias medidas para hacer frente a esta segunda fase fuerte de la pandemia. Francia, que ha alcanzado los 20.000 contagios diarios, volverá este sábado al estado de emergencia y el presidente, Emmanuel Macron, ha decretado un toque de queda entre las 21:00 y las 6:00 en las ciudades en las que hay una urgencia sanitaria como París. Este toque de queda durará como mínimo un mes. 

Alemania ha registrado este jueves 6.638 contagios de coronavirus reportados en las últimas 24 horas con lo que ha alcanzado el nivel más alto desde el comienzo de la pandemia. Se han previsto una serie de normas para actuar en cuanto se registren los 35 nuevos contagios por 100.000 habitantes en 7 días, a lo que seguirán otras acciones si se llega a las 50 infecciones, por el mismo cómputo de ciudadanos y margen. A partir de una incidencia de 35 casos se extenderá el uso obligatorio de la mascarilla ahí donde no se pueda mantener la necesaria distancia personal y desde las 50 infecciones se cerrará la vida nocturna a las 23.00 y el consumo de alcohol.

Londres, República Checa, Portugal... Más medidas para todos

Londres pasará a un nivel más estricto de restricciones para contener la pandemia, con la prohibición a partir de la medianoche de este viernes de las reuniones bajo techo entre personas que no viven en el mismo hogar. Reino Unido comunicó este miércoles 19.724 nuevos casos diarios de COVID-19.

La República Checa ha registrado 9.544 nuevos positivos en las últimas 24 horas, el mayor registro desde el inicio de la pandemia. El Gobierno de coalición de populistas liberales y socialdemócratas ha anunciado la instalación de 500 camas para enfermos de COVID en el recinto ferial de Praga-Letnany, en un país que se encuentra en estado de emergencia desde el 5 de octubre. 

Por su parte, el Gobierno de la República de Irlanda prohibirá a partir de este viernes las visitas a domicilios en todo el país y situará a tres condados en el nivel cuatro del plan de convivencia con el coronavirus, en el que el cinco es el más alto. Este miércoles se detectaron 1,095 nuevos contagios. 

También está tomando medidas el Gobierno de Portugal. El país se encuentra desde hoy en la fase de calamidad y pretende que el uso de mascarilla en la calle y de la aplicación móvil “Stay Away” pasen de voluntarias a obligatorias con sanciones de hasta 500 euros. Este miércoles se alcanzó la cifra máxima de contagiados diarios, con 2.072 positivos. 

La inmunidad de grupo, una “falacia peligrosa”

Mientras tanto, los expertos trabajan en una vacuna y en otras formas de controlar el virus. De hecho, un grupo de 80 científicos internacionales han alertado en una carta abierta en la revista The Lancet  de que las estrategias de salud que confían en la inmunidad de grupo son “una falacia peligrosa” que “no está respaldada por la evidencia científica”. 

“Las pruebas son muy claras: controlar los contagios comunitarios de la covid-19 es el mejor modo de proteger nuestras sociedades y economías, hasta que en los próximos meses lleguen vacunas y métodos terapéuticos efectivos”, consideran los firmantes del texto.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

NUEVOS TIEMPOS