NOTICIAS
25/05/2020 12:27 CEST

La Atención Primaria propone crear zonas "sucias y limpias" y priorizar las consultas telemáticas

Los sanitarios plantean “medidas organizativas y asistenciales encaminadas a ayudar a los equipos de atención primaria a diseñar su propio modelo organizativo".

EFE
Atención Primaria.

Médicos, enfermeros y administrativos de Atención Primaria proponen la creación de “zonas sucias y limpias frente al COVID-19”, la transformación de los sistemas de cita previa “indiscriminada”, designar una zona de “acogida” de los pacientes o primar las consultas telemáticas.

Así se recoge en el documento “Fase de transición de la pandemia por SARS-CoV-2 en Atención Primaria”, desarrollado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC), y suscrito por la Asociación de Administrativos de Salud, la Asociación de Enfermería Comunitaria, la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria, y la Sociedad Española de Atención al Usuario de la Sanidad.

El documento propone “medidas organizativas y asistenciales encaminadas a ayudar a los equipos de atención primaria a diseñar su propio modelo organizativo para gestionar y controlar la pandemia, y responder a las necesidades de salud de su población”.

Uno de los aspectos atañe a la distribución de los espacios de los centros de salud mediante la creación de zonas “limpias” y “sucias”, y propone que la localización de las consultas sobre coronavirus se localicen próximas a la entrada del centro y, siempre que sea posible, como una zona diferenciada.

“Salas de acogida”

El documento plantea la creación de una “sala de acogida” en la que se realizará un lavado de manos, se facilitará una mascarilla quirúrgica y se tomará la temperatura de los pacientes antes de dirigirles hacia la consulta.

Además, propone suspender el sistema de cita previa “indiscriminado” vía call-center, web o app y sustituirlo por un filtro telefónico administrativo inicial que permita discriminar si el motivo de consulta puede ser resuelto telemáticamente o necesita atención presencial, si es demorable o no, y qué profesional puede resolverlo.

Según este cambio de modelo se hace necesario que “el papel del administrativo sea más relevante y especializado, lo que evidentemente debe estar reconocido en el acceso a las plazas dentro del sistema de provisión”, así como el desarrollo de nuevos “algoritmos bien definidos y elaborados” para este fin.

El “considerable peso” que tendrá la consulta telefónica hará necesario incluir tiempo para la teleasistencia en las agendas de los profesionales, señala el documento, que también incide en el procedimiento sobre cómo realizar las llamadas telefónicas y otras cuestiones de carácter legal y ético que atañen a la confidencialidad y la seguridad.

La actividad burocrática global (recetas, informes, bajas...) puede constituir el 30-40 % del tiempo de consulta, por lo que el texto señala que hay que mejorar la desburocratización de las consultas para permitir que sean lo más eficaces y resolutivas posibles. 

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST