Pérdida de gusto y olfato: los síntomas más desconocidos del coronavirus

La anosmia y la augesia afectan cada vez a más positivos por COVID-19

Tos seca, fiebre y sensación de falta de aire son los síntomas más conocidos y más frecuentes del coronavirus, pero no los únicos. El coronavirus se está extendiendo en todo el mundo. Conforme se va conociendo más sobre el COVID-19 se descubren otros relativamente frecuentes como la falta de olfato (anosmia) y la pérdida del sentido del gusto (augesia), que no entraban hasta hace poco en las pautas para reconocer la enfermedad.

Fueron testimonios recogidos en Wuhan (China) —una mujer que no podía oler el pañal de su bebé, un grupo que no podía oler su champú o a los que su comida les sabía más suave— por el virólogo alemán Hendrik Streeck en el Frankfurter Allgemeine Zeitung con los que se puso en relieve por primera vez estas señales el 16 de marzo.

Para los especialistas estos signos empezaron a ser más relevante cuando el coronavirus llegó a Europa, ya que en China solo un 7% de los positivos los presentaba. “Cuando la infección llegó a Italia, España e Irán los pacientes con COVID-19, incluso antes de saberlo, manifestaban esta sintomatología”, señala Pablo Parente, miembro de la Comisión Delegada y Coordinador del área dedicada al COVID-19 de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

Síntomas de casos leves

Parente recalca que estos síntomas se presentan de forma brusca cuando el cuadro de la enfermedad es leve. “Los pacientes que los han tenido señalan de un día para otro no olían ni la lejía ni la colonia ni nada parecido. Para ellos les resulta algo muy evidente y llamativo, pero a nivel clínico, como no estaba descrito previamente y son benigno, no se les había dado importancia”, detalla el otorrino a El HuffPost.

Según el Royal College of Surgeons, el 30% de los positivos leves muestran anosmia. Al no considerarse este síntoma en el protocolo del coronavirus del Ministerio de Sanidad de España hasta finales de marzo, las medidas de aislamiento de estas personas no han llegado hasta tarde.

Es una enfermedad nueva y no se había investigado hasta ahora. “El 70% de los casos de leves a moderados los presentan. Es un resultado parcial, pero es un resultado”, indica Parente haciendo referencia a un estudio internacional sobre la anosmia y el COVID-19 que se publica a principios de abril.

“La falta de olfato y gusto aparece antes que los síntomas graves como la fiebre o la neumonía en los cuadros graves, pero lo hace conjunto con otros indicativos leves que aparecen al inicio de la enfermedad. De ahí que se ponga más el foco en estos casos”, indica Parente.

En el caso de la augesia, el experto explica que más que una falta de gusto es una sensación de sabor extraña. “Para estos pacientes comida tiene un sabor metálico o extraño”, detalla el especialista.

La anosmia no es un síntoma único del coronavirus

″Los rinovirus o el virus de la gripe, que afectan a la mucosa nasal y oral, pueden afectar a las células nerviosas. Pero en el caso del catarro suele ir acompañada de los signos propios de esta enfermedad: dolor de cabeza, muchos mocos o pesadez. En cambio, en el coronavirus es un síntoma único”, señala Parente.

A pesar de que es común en otras enfermedades respiratorias, según Parente, no han encontrado relación con otras comorbilidades, es decir, con otras patologías previas que convivan con el COVID-19.

“Es un síntoma que desaparece y aparece. Depende del tiempo que dure la enfermedad, pero se prolonga entre cinco y diez días”, detalla Parente. Uno de los rostros conocidos que ha manifestado que este síntoma no desaparece con los otros que provoca el coronavirus es el cocinero Dabiz Muñoz, que el 24 de marzo reveló que perdió estos sentidos y todo indica a que es por la enfermedad.

Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena