ECONOMÍA
30/04/2020 08:57 CEST | Actualizado 30/04/2020 10:59 CEST

BBVA pierde 1.792 millones por la crisis del coronavirus e impacto del ajuste del fondo de comercio en EE.UU.

Suspende el dividendo hasta que desaparezcan las incertidumbres generadas por el Covid-19.

JJFarquitectos via Getty Images
Imagen de la ciudad BBVA en Madrid el 7 de marzo de 2020. 

BBVA registró unas pérdidas de 1.792 millones de euros en el primer trimestre de este año tras la anticipación de saneamientos de 1.433 millones de euros por la crisis del Covid-19 y el impacto del ajuste del fondo de comercio en Estados Unidos, según ha informado este jueves la entidad.

Excluyendo el impacto del ajuste de comercio en el país norteamericano, por importe de 2.084 millones de euros, el beneficio es de 292 millones de euros, un 75% inferior al de un año antes.

Este ajuste se ha realizado por la negativa evolución de los tipos de interés en el país y las peores perspectivas de la economía, y no afecta ni al patrimonio neto tangible, ni al capital, ni a la liquidez del grupo, según ha destacado el banco.

En España, el registro de provisiones crediticias relacionadas con el deterioro macroeconómico derivado del Covid-19 (517 millones de euros), llevaron a generar un resultado atribuido negativo de 141 millones de euros en esta área de negocio.

Asimismo, tras la recomendación emitida por el Banco Central Europeo (BCE) el 27 de marzo sobre pagos de dividendos durante la pandemia Covid-19, el consejo de administración ha acordado que BBVA no pagará ninguna cantidad en concepto de dividendo con cargo a los resultados del ejercicio 2020 hasta que desaparezcan las incertidumbres generadas por Covid-19 y, en ningún caso, antes del cierre de dicho ejercicio.

 

En términos de creación de valor para el accionista, el valor contable tangible por acción más dividendos se situó en 6,04 euros a cierre de marzo de este año, un 1,7% más que hace doce meses.

Reduce el ratio de capital 

El ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ se situó en el 10,84% a 31 de marzo de 2020, al retroceder 90 puntos básicos desde el cierre de 2019, afectado por la evolución de los mercados en este primer trimestre de 2020, el crecimiento de la actividad y la anticipación de saneamientos por la crisis del Covid-19.

En adelante, el Grupo BBVA se marca como objetivo mantener un colchón sobre su nuevo requerimiento de ratio CET1 (actualmente en el 8,59%) de entre 225 y 275 puntos básicos. El nivel actual se sitúa dentro de este rango, según ha explicado el banco.

En cuanto a los indicadores de riesgo, el ratio de cobertura se incrementó hasta el 86% en marzo de este año, frente al 77% de diciembre de 2019, y el coste del riesgo acumulado hasta el 2,57%, ambos como resultado del incremento de los saneamientos en el trimestre (1,16% sin incluir el deterioro de activos financieros por efecto del Covid-19). La tasa de mora se situó en el 3,6% a cierre de marzo de este año, frente al 3,8% en diciembre del año pasado.

Eleva el beneficio recurrente

El beneficio recurrente de BBVA en el primer trimestre de este año ascendió a 1.258 millones de euros (+6,4% interanual), impulsado por el mayor margen neto de los últimos diez años (+14,1%), gracias tanto al buen comportamiento de los ingresos como a la contención de los gastos de explotación.

En concreto, el margen neto se situó en 3.566 millones de euros (+14,1% a tipos de cambio corrientes), lo que ha permitido absorber en este trimestre un cargo de 1.433 millones de euros en la línea de saneamientos crediticios por la crisis del Covid-19.

Asimismo, el margen de intereses alcanzó 4.556 millones de euros entre enero y marzo, lo que supone un incremento interanual del 7,5% a tipos de cambio constantes (+3,6% a tipos de cambio corrientes), favorecido por la buena evolución de Turquía, América del Sur y, en menor medida, México.

El margen bruto, por su parte, alcanzó 6.484 millones de euros en el trimestre (+11,4% interanual a tipos de cambio constantes, +7,2% a tipos corrientes).

Los gastos de explotación se mantuvieron contenidos, con 2.918 millones de euros en el trimestre, lo que supone un alza de un 2,2% a tipos de cambio constantes con respecto al mismo periodo de 2019 (-0,1% a tipos de cambio corrientes).

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha destacado que el beneficio sin singulares de BBVA (292 millones de euros) está “muy afectado” por la anticipación de provisiones relacionadas con el Covid-19 por más de 1.400 millones de euros.

“Nuestro margen neto alcanza los 3.566 millones de euros, con un crecimiento interanual del 14%, y el resultado sin singulares y sin tener en cuenta la provisión por el Covid-19 se eleva a 1.258 millones de euros, con un crecimiento del 6,4%. Esta recurrencia del beneficio antes de provisiones, nuestra sólida posición de capital, la sólida posición de liquidez, nuestro modelo de negocio diversificado y nuestras capacidades digitales, nos permiten afrontar la crisis desde una posición de fortaleza”, ha declarado.

En cuanto a balance y actividad, en los últimos tres meses los préstamos y anticipos a la clientela se mantuvieron prácticamente estables a nivel Grupo (382.592 millones de euros a 31 de marzo de 2020), donde la caída en los segmentos minoristas y del sector público se ha visto compensada por un incremento del crédito a empresas en torno a 10.000 millones de euros.

También los depósitos de la clientela se mantuvieron sin apenas cambios, alcanzando 385.050 millones en la misma fecha, mientras que los recursos fuera de balance registraron un descenso del 10,5% como consecuencia del mal comportamiento de los mercados provocado por el Covid-19.

Caixabank gana un 83% menos tras provisionar 400 millones 

SOPA Images via Getty Images
Una oficina de Caixabank en Passeig de Gràcia (Barcelona), cerrada durante el estado de alarma. 

Caixabank obtuvo en el primer trimestre de este 2020 un beneficio atribuido de 90 millones de euros, un 83,2% menos respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, tras realizar una provisión extraordinaria de 400 millones por la afectación que podría tener el Covid-19 en los resultados futuros de la entidad.

Como consecuencia de los impactos de la pandemia, el banco presidido por Jordi Gual ha dejado sin efecto los objetivos financieros previstos para 2021, ha comunicado Caixabank este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

También se han realizado provisiones de 109 millones asociadas a prejubilaciones incentivadas acordadas a finales de febrero para 229 empleados y que generará ahorros adicionales a partir del segundo trimestre del año.

El crédito a la clientela bruto alcanza los 231.367 millones con un crecimiento del 1,7% en el trimestre debido al aumento del crédito a empresas, y, desde el inicio del estado de alarma y hasta el 23 de abril, la entidad ha concedido 14.000 millones de euros al sector empresarial, al margen de las líneas ICO, destinados a facilitar la financiación de las grandes empresas, pymes, autónomos y emprendedores.

Además, desde el inicio de la comercialización de las líneas ICO Covid-19 y hasta el 28 de abril, ha gestionado 128.700 solicitudes de sus clientes por un importe de 11.140 millones y ya ha abonado 3.700 millones de euros de estas peticiones.

Hasta el 23 de abril, más de 147.000 clientes han solicitado una moratoria, y la entidad ha gestionado un total de 220.000 solicitudes: 95.000 de moratoria hipotecaria y 125.000 de consumo, que afectan a una cartera cuyo importe asciende a 8.500 millones.

El crédito a particulares para otras finalidades disminuye un 1,6% en el trimestre aunque el crédito al consumo evoluciona en positivo (+1%) por la buena actividad comercial de los dos primeros meses del trimestre, mientras que el crédito para la adquisición de vivienda (-0,9% en el trimestre) sigue marcado por el desapalancamiento de las familias en línea con la tendencia de trimestres anteriores, con un ligero impacto derivado de la menor producción hipotecaria en la segunda quincena de marzo.

Los recursos de clientes se sitúan en los 376.560 millones, un 2% menos en el trimestre por la evolución negativa de los mercados, que afecta a los activos bajo gestión, que disminuyen hasta los 92.343 millones de euros, si bien sin este efecto la evolución de los recursos hubiera sido positiva (+1%), y el ahorro a la vista crece hasta los 192.904 millones de euros (+1,8% en el trimestre).

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery