referendum grecia

Las instituciones europeas esperan sellar un acuerdo para poner fin al tercer rescate.
penelope grecia Han pasado más de quince días desde que Penélope Tyraki votó no con las dos manos en el referéndum convocado por Tsipras, tal y como se había jurado a sí misma, a sus diez hijos y a sus 17 nietos. Ha soportado los 22 días de corralito sin una queja, porque a una niña que sobrevivió al encierro en una iglesia de Creta donde los nazis les iban a quemar no se la doblega.
comidaQue esta receta sirva para hacernos sentir un poco griegos a todos. Es un plato que combina la frescura del tomate con la berenjena, el queso feta y las aceitunas negras, sabores frescos y mediterráneos que nos traen a la memoria la imagen de una Grecia clásica y deliciosa.
castoriadisLa austeridad económica de la Troika finalmente ha sido expuesta tal como es: un proyecto político expresado en el lenguaje de la economía. El enfrentamiento que Grecia ha provocado, ha dejado al descubierto la fragilidad y la relatividad de las verdades económicas y de los se debe tanto dinero: hay tantas teorías económicas como creencias políticas
grecia Es necesario que los acreedores europeos admitan un hecho ampliamente aceptado: Grecia no es capaz de devolver todo el dinero. Un acuerdo sensato que implique la reducción de la deuda, daría a Tsipras espacio político para aceptar condiciones similares a las rechazadas en el referéndum.
tsipras¿Le vendería usted un coche a plazos a Alexis Tsipras? Yo, francamente, no. Seguro que no le paga las letras, le insulta y encima convoca un referéndum entre los ocupantes del vehículo para declarar democrática y patrióticamente adoptado el impago. Pero más allá de las gesticulaciones del primer ministro griego, la UE tiene un primer deber en esta hora crítica: blindar el euro. Con (ojalá) o sin Grecia dentro.
Ve a nuestra portada Facebook En las calles de Atenas se escuchan opiniones de todo tipo respecto a los últimos acontecimientos
cariatidesEn un lugar de Luxemburgo, seis jóvenes de diferentes países quedan para hacer un picnic un domingo soleado a la una de la tarde. Todo muy europeo y muy cosmopolita. es 5 de julio, el día del referéndum griego, y el grupo está compuesto por dos griegas, una chipriota, dos portugueses y una española (sólo faltaría un representante italiano para completar las famosas siglas con las que se nombra despectivamente a los del sur de Europa...).
Ojalá que en esta semana decisiva Europa venza también sus miedos y dé muestras de la grandeza de miras que una vez tuvo. Y ojalá la victoria de Tsipras no se convierta en la de Pirro, sino en una que todos los europeos podamos compartir: el final de las políticas de la Santa Austeridad. Son ellas, y no los griegos, las que están partiendo Europa en dos.
Este domingo, Grecia decide si acepta las condicione sque le impone la UE para continuar financiando al pañis, al borde de
greciaNi Tsipras, ni Juncker, ni Merkel, ni el euro, ni la propia UE, podrán salir indemnes de esto. Pase lo que pase el 5 de julio, habrá que amarrarse el cinturón de seguridad. Vienen curvas, turbulencias. No solo para los griegos, sino para todos nosotros, los ciudadanos europeos. Muchos de nosotros, ansiosos de otra Europa, que no llega, y a estas alturas muy hartos de los conductores suicidas que no residen en Atenas.
Ve a nuestra portada Instagram Pinterest Facebook Tercer día de corralito en Grecia con la vista puesta en las negociaciones
saitoLa relación que intentan instaurar los hombres y mujeres de la Troika con el coronel Tsipras es la misma que la del coronel Saito con sus prisioneros ingleses en El Puente sobre el Río Kwai. No es un problema de dinero, lo que está en juego es el sometimiento del otro y el amor propio: los economistas del FMI han fracasado con sus recetas en Grecia una y otra vez. Y cuando la incompetencia se alía con la prepotencia y la soberbia, el resultado es el Estado Mayor Japonés... o el Fondo Monetario Internacional.
Twitter Facebook Instagram Todo ello poco después de que el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, afirmara que Grecia
Lo importante de un referéndum no es la respuesta. Es la pregunta. ¿Qué vamos a votar los griegos el domingo? ¿"No" a la propuesta concreta -que ya no existe- pero "sí" a otra, mejorada, que está por llegar? ¿"No", en general, a cualquier propuesta que nos garantice permanecer en el euro con más medidas de austeridad? ¿"No" a seguir en el euro?
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR... Primer día de corralito en Grecia ¿En qué consiste el 'corralito' griego? Las bolsas, a la
Antes que aceptar el acuerdo ofrecido por los acreedores, Tsipras se retiró de la negociación y utilizó su última bala: la convocatoria de un referéndum. Es una opción arriesgadísima -ni siquiera está claro que el documento sobre el que los griegos se pronunciarán siga vigente- que ha multiplicado exponencialmente las posibilidades de que Grecia salga del euro. Pero, ¿por qué tanta resistencia del Gobierno griego a firmar un acuerdo si parecía que las diferencias con sus acreedores eran cada vez más pequeñas?
alexisDurante semanas, Tsipras ha ido ganando el tiempo suficiente para poner en marcha la estrategia que tenía diseñada. A cada acercamiento en las negociaciones, respondía con un nuevo obstáculo. Y en el último minuto, cuando las posturas estaban más cercanas que nunca, ordenó deprisa y corriendo, por mensaje telefónico, a sus representantes que se levantaran de la mesa, convocando un referéndum para el 5 de julio.