INTERNACIONAL
03/09/2017 14:03 CEST | Actualizado 11/06/2018 10:19 CEST

¿Por qué EEUU y Corea del Norte siempre están a cara de perro?

Ambos países suman ya 70 años de tensiones.

Ni es algo nuevo, ni comenzó con la llegada de Donald Trump a la presidencia de EEUU: la aversión entre Estados Unidos y Corea del Norte es un conflicto histórico que data de hace más de 100 años y que se ha recrudecido con el paso del tiempo.

Tal ha sido el odio entre ambas potencias, que es más que conocido cómo Corea del Norte ha enseñado a generaciones y generaciones a repudiar el imperialismo estadounidense y a recordar los crímenes de guerra cometidos por las fuerzas de EEUU durante la Guerra de Corea. Por eso la cita de este 12 de junio entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-Un se tilda de histórica. Aquí tienes las fechas claves para entender por qué este martes es tan sumamente relevante para el futuro de ambos países y en buena parte para el del resto del mundo.

En 1945, la ocupación japonesa de la península de Corea culmina con su derrota en la Segunda Guerra Mundial. Corea se divide por el paralelo 38 entre el Norte, gobernado por Kim Il-Sung con el apoyo soviético, y el Sur, protegido por Estados Unidos.

En junio de 1945, Corea del Norte invade el Sur con el apoyo de China y la Unión Soviética. Una coalición encabezada por Estados Unidos retoma Seúl.

En julio de 1953, se firma un armisticio que nunca llega a convertirse en tratado de paz, y Washington impone sanciones a Corea del Norte.

En enero de 1968, Corea del Norte captura al USS Pueblo, un "buque espía" estadounidense. Sus 83 tripulantes son liberados tras 11 meses de detención. Según Pyongyang, el buque violó sus aguas territoriales, algo que Estados Unidos niega.

En 1969, Corea del Norte derriba un avión de reconocimiento estadounidense.

1994: ASCIENDE AL PODER KIM JONG-IL

En junio de 1994, el expresidente estadounidense Jimmy Carter realiza un inédito viaje a Corea del Norte con la autorización del entonces mandatario Bill Clinton.

En octubre, tres meses después de la muerte de Kim Il-Sung, a quien sucede su hijo Kim Jong-Il, Pyongyang y Washington rubrican un acuerdo bilateral: Corea del Norte se compromete a desmantelar su programa nuclear militar a cambio de ayuda para la construcción de reactores civiles.

En agosto de 1998, Corea del Norte realiza un disparo de misil balístico de largo alcance. Pero un año después Kim Jong-I decreta una moratoria de sus ensayos de misiles y Washington alivia las sanciones.

En octubre de 2000, la entonces secretaria de Estado Madeleine Albright se reúne con Kim en Pyongyang.

SIGLO XXI: "EL EJE DEL MAL"

En enero de 2002, el presidente estadounidense George W. Bush sitúa a Corea del Norte, Irak e Irán en lo que califica de "eje del mal".

En octubre de ese mismo año, Washington acusa a Pyongyang de conducir un programa secreto de uranio altamente enriquecido, violando el acuerdo de 1994.

En agosto de 2004, Pyongyang declara que le es "imposible" participar en nuevas negociaciones con Estados Unidos sobre su programa nuclear, calificando a Bush de "tirano" peor que Hitler y de "imbécil político".

En 2006, Corea del Norte realiza su primer ensayo nuclear.

En octubre de 2008, Washington retira a Pyongyang de la lista negra de países que apoyan al terrorismo —en la que figuraba desde 1988 por su presunta implicación en la destrucción en 1987 de un avión comercial surcoreano que dejó 115 muertos— a cambio de controlar "todas las instalaciones nucleares" del régimen comunista.

En enero de 2016, el estudiante estadounidense Otto Warmbier fue arrestado y condenado a 15 años de trabajos forzados por el robo de un afiche propagandístico.

Warmbier murió en junio de 2017, una semana después de su repatriación en estado de coma.

Varios estadounidenses fueron detenidos en Corea del Norte durante años antes de recuperar su libertad. Tres norteamericanos siguen detenidos.

2017: EMPIEZA LA ERA TRUMP

El 2 de enero de 2017, Donald Trump afirmó que Corea del Norte nunca podrá desarrollar un arma nuclear capaz de alcanzar territorio estadounidenses.

En julio, Pyongyang realiza dos lanzamientos de misiles intercontinentales: "Todo el territorio estadounidenses está a nuestro alcance", dice Kim Jong-Un.

El 8 de agosto, Trump promete "fuego e ira" contra Corea del Norte.

Tres semanas después, el 29 de agosto, Pyongyang lanza un misil balístico que sobrevuela territorio japonés.

El presidente Trump dice que "discutir" con Corea del Norte "no es la solución".

El 3 de septiembre, los norcoreanos realizan su sexto ensayo nuclear, afirmando haber probado una bomba H.

2018: LA HORA DE LA VERDAD

El 9 de marzo de 2018, Trump acepta la inesperada invitación del líder de Corea del Norte para reunirse cara a cara. La petición le llega al presidente de EEUU a través de un emisario surcoreano que se había reunido previamente en Pyongyang con Kim Jong-Un.

El 11 de mayo de 2018 se fija la fecha para el encuentro entre Trump y Kim Jong-Un: será el 12 de junio.

Kim Jong Un haciendo cosas

NOTICIA PATROCINADA