INTERNACIONAL
28/08/2020 10:13 CEST | Actualizado 28/08/2020 10:13 CEST

El ministro de Justicia holandés pide disculpas por no respetar la distancia social en su boda

La filtración de fotos con los invitados juntos destapa la polémica contra un político machacón contra los incumplidores de las medidas anti Covid-19

SEM VAN DER WAL via Getty Images
Ferdinand Grapperhaus, el 28 de abril, en una comparecencia sobre el Covid-19. 

Un día feliz que se ha convertido en una pesadilla. Ferdinand Grapperhaus, el ministro de Justicia y Seguridad de Países Bajos, ha tenido que pedir disculpas a sus conciudadanos por haber incumplido las medidas de protección anti Covid-19 en su propia boda. Uno de los hombres que más caña han dado con la precaución por el coronavirus, que cree que es “antisocial” no respetar la distancia social, en la picota. 

La historia se ha conocido por la filtración en redes sociales de unas imágenes del evento, en las que se ve a los invitados muy juntos a la entrada del lugar de la celebración, incumpliendo la medida de 1,5 metros de separación recomendada por las autoridades locales en un país donde pocas más órdenes se han dado contra la pandemia.  

Grapperhaus, que lleva tres años en el cargo, ha tenido que disculparse ante la evidencia de estos hechos. Reconoce que, “por supuesto, a veces las cosas se mezclan”, pero que su consejo a los invitados fue siempre el mismo: “amigos, prestad atención a las reglas”. Justifica que no se respetasen las distancias en que se trataba de un acto “emotivo”, más aún teniendo en cuenta que es viudo desde 2016, y que en casos así puede haber una “tentación” de acortar las distancias entre personas que se quieren. 

No obstante, explica que la boda se hizo sólo con la familia más cercana y muy buenos amigos y que estuvo “medio día” tratando de cumplir las reglas. Hubo una ceremonia, un almuerzo y una cena, explica, pero todo con grupos pequeños. De hecho, la fiesta grande se ha pospuesto un año, hasta que pase la tormenta. “Siempre pienso que debemos predicar con el ejemplo”, insiste. 

Algunos colegas de Gobierno como la secretaria de Estado de su ministerio, Ankie Broekers-Knol, han arropado al político, confirmando que se respetaron las normas el máximo posible y que se hicieron grupos “por hogares” para evitar contagios. No todo se puede garantizar al 100%, abunda. También afina que la imagen en las escaleras puede estar un poco distorsionada por el enfoque. 

En los Países Bajos, las bodas han de respetar la distancia social de un metro y medio, los invitados han de tener un asiento permanente y no se puede ni cambiar de lugar ni bailar. 

En el país ha sido polémica esta semana, además, una imagen de sus reyes, Máxima Zorreguieta y Guillermo Alejandro, sin guardar las medidas de seguridad en sus vacaciones, en un país con 68.624 casos a día de hoy y 6.218 muertos.

Y en la UE, el comisario de Comercio, el irlandés Phil Hogan, ha terminado dimitiendo por ir a una cena con 80 personas, cuando el límite de 50 permitidas incluso se bajó a 15 justo el día en que se celebró el evento. 

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery