20d

2014-02-06-20131023sesioncontrol.jpgLas expectativas no cumplidas de los votantes que esperaban un pacto de Gobierno y evitar así repetir elecciones tendrá una notable influencia el 26 de junio y durante la campaña. El discurso conciliador de los nuevos, las declaraciones de mano tendida que Iglesias y Rivera lograron colocar en diciembre, ha quedado invalidado por ellos mismos con su veto mutuo, repitiendo el comportamiento que denunciaban de los dos grandes partidos.
psoe Si uno está atento a lo que se dice alrededor, la gente destaca la buena planta de Sánchez, sus intentos por formar gobierno, su serenidad, su educación y su inglés, su trato con Ciudadanos. Hasta entiende que no quiera apoyar a Mariano Rajoy. Pero esto no basta para cambiar el voto, aunque debiera bastar.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Elecciones generales 2016: calendario y fechas clave 26-J: ¿Quién es el culpable? 26-J: ¿Cómo
Cien días: la cifra es tan redonda que la prensa lleva varios días evocándola en comentarios y editoriales. Cien días con
No pretendo con este escrito convencer a nadie de nada. Compartir certezas y dudas se me antoja necesario en este complicado momento en el que vivimos. Nadie sabe, por ejemplo, si es cierto que un gobierno cuyo presidente fue la consecuencia de un parlamento surgido de unas elecciones, debe rendir cuentas ante otro parlamento, consecuencia de otras elecciones.
La semana acabó como empezó porque un no es un no, y no sólo para el PSOE, también para el PP y para Podemos. Nada se movió entre el martes y el viernes. Bueno, sí, Coalición Canaria. La única diputada de CC, Ana Oramas, pasó de la abstención al sí. Pero 131 son menos que 219, y dan para lo que dan, para que el aspirante Pedro Sánchez tuviera su momento de gloria, pero no para que España tenga nuevo presidente del Gobierno. Si Pedro Sánchez quería hacer historia, ya la ha hecho, pero como el candidato a presidente con menos votos a favor de toda la democracia.
Hay otras formaciones políticas en el arco parlamentario que tampoco están dispuestas a favorecer una investidura de Mariano
congreso¿Está un país como el nuestro, tan marcado por la desigualdad social, para repetir unas nuevas elecciones con un gasto de 130 millones de euros? Obviamente no. ¿Daremos tan lamentable espectáculo convocándolas? Es de temer que sí, porque los partidos llamados a corregir esa desigualdad -segun programa- no son capaces de ponerse de acuerdo para intentarlo.
manifestacionesSeguimos hablando de lo mismo. De apocalípticas reinas magas, de líneas rojas, de Susana, de Soraya, de siglas, de radicales, de romper España y de Venezuela. Pero no hablaremos de toda la sangre derramada en República Centroafricana o Burundi. Ni unos, ni otros. Como no hablamos del drama de los refugiados en campaña, como seguimos sin hablar ahora.
Comienza una nueva legislatura y muchos ciudadanos se preguntan cuánto van a cobrar los parlamentarios del Congreso de los