Todo lo que debes saber sobre los problemas digestivos que provoca el coronavirus

Las personas que desarrollan síntomas digestivos conservan el virus en su cuerpo durante más tiempo.

A estas alturas, está casi todo el mundo enterado de los problemas respiratorios que provoca la Covid-19 (sobre todo tos seca frecuente y falta de aliento), pero a medida que los expertos han ido conociendo mejor el coronavirus, se han ido desvelando otros síntomas como los problemas digestivos.

Esto ha hecho pensar a mucha gente que padece “coronavirus gastrointestinal” o “Covid-19 gastrointestinal”. No es del todo correcto. No han contraído otro virus ni otra enfermedad, sino que tienen síntomas gastrointestinales causados por el mismo coronavirus.

“La Covid-19 es el nombre que recibe la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2”, explica el profesor Andrew Goddard, presidente del Royal College of Physicians del Reino Unido. “Los virus suelen causar síntomas respiratorios y otra clase de síntomas. Este coronavirus, también. Además en este caso, la mayoría de la gente dice que la fatiga, el dolor articular y el dolor de cabeza es peor que la propia tos cuando la enfermedad es leve”.

¿Cuáles son los síntomas digestivos?

Científicos de China han hallado pruebas de que aunque la Covid-19 se manifiesta en la mayoría de los casos mediante síntomas respiratorios, la enfermedad también puede provocar síntomas digestivos, como diarrea, falta de apetito y náuseas.

De los 206 pacientes con síntomas “leves” analizados en el Tongji Medical College de Wuhan, 67 sufrían diarrea, según este estudio. En uno de cada cinco de esos pacientes (19,4%), la diarrea fue el primer síntoma de la enfermedad.

En total, 48 pacientes solo presentaron síntomas digestivos, 69 sufrieron síntomas digestivos y respiratorios y los otros 89 solo sufrieron problemas respiratorios.

El estudio descubrió que quienes desarrollan síntomas digestivos conservan el virus en su cuerpo durante más tiempo en comparación con quienes solo sufren síntomas respiratorios. Asimismo, fue más frecuente encontrar virus en las heces de los pacientes con síntomas digestivos. “Se sabe que los pacientes con Covid-19 pueden sufrir náuseas en porcentajes que van del 4 al 57% según diferentes estudios”, expone Goddard.

En los casos leves, los problemas digestivos pueden ser más destacables, pero rara vez se hospitaliza por estos síntomas. La mayoría de las hospitalizaciones por Covid-19 se debe a los problemas respiratorios que produce. Por eso se oye hablar mucho menos de los síntomas digestivos.

“Este es mi día 33 de Covid-19 y no había estado tan enferma en mi vida”, comentó recientemente la historiadora británica Fern Riddell sobre su experiencia con el coronavirus. Esto es así porque durante los primeros 10 días, sus síntomas fueron leves, como un enfriamiento. Al noveno día, se dio cuenta de que había perdido el olfato. Durante los dos días siguientes, fue “cuesta abajo sin frenos”. Compara cómo se encontraba con sentirse envenenada. Tenía temblores y dolores en el cuerpo entero, náuseas, diarrea, fatiga extrema y deshidratación grave. “Te sientes muy, muy enferma y es terrorífico. No recuerdo mucho de los siguientes 14 días”, escribe.

¿Cómo se desarrollan los síntomas digestivos? ¿Se pueden evitar?

El doctor Brennan Spiegel, director de investigaciones sanitarias del Centro Médico Cedars-Sinai (Los Ángeles), explica en Today.com que si el virus llega a la saliva de una persona y después traga, este accede al intestino.

Se cree que los síntomas digestivos se producen porque el virus llega a células diana a través de un receptor que se encuentra tanto en el tracto digestivo superior como en el inferior. Estos receptores son 100 veces más numerosos en los órganos gastrointestinales que en los respiratorios.

Los expertos creen que como las investigaciones se han centrado sobre todo en pacientes con síntomas respiratorios y no con síntomas digestivos, es posible que haya un gran número de pacientes sin diagnosticar con síntomas digestivos leves propagando el virus sin saberlo.

Todavía no se sabe cómo de infeccioso es el virus una vez expulsado en las heces, por lo que lavarse las manos sigue siendo esencial.

“Lavarnos las manos es la mejor defensa que tenemos contra el virus”, sostiene Goddard, ya que “no solo evita la propagación del virus por la vía respiratoria, sino también por la fecal-oral”.

Aunque todavía hay debate sobre la efectividad de las mascarillas, “lo que sí se sabe es que lavarse las manos es muy efectivo”, insiste Goddard.

Cómo tratar los síntomas digestivos del COVID-19

Si sospechas que tienes problemas digestivos por el coronavirus, la consigna es clara: mantente hidratado con agua o con suero de farmacia.

Asegúrate de lavarte las manos con regularidad y aíslate de las demás personas de tu casa. Si no eres capaz de mantenerte hidratado y te empiezas a encontrar peor, busca atención médica, y si estás muy mal, llama a urgencias para que acuda una ambulancia.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena